Los drones, lo nuevo en cartografía

Panorámica de una isla de hielo en Antártida
Científicos de Los Andes estudian con drones ecosistemas, como el de Antártida, para tomar medidas de precisión y elaborar mapas.
Una señotita sentada sobre la nieve con una pancarta de Uniandes
Natalia Jaramillo es historiadora de la Universidad Nacional, piloto comercial de Aeroclub de Colombia y actualmente cursa la Maestría en Geografía de la Universidad de los Andes.
Descripción de un drone marca Ebee de dos alas.
Drone Ebee tiene alto desempeño, potencia y confiabilidad. Cuenta con total autonomía de vuelo, telemetría a tres kilómetros de distancia, cámara para capturar imágenes en alta resolución y en tercera dimensión. 
Un joven posa con un drone en la mano
César Arango es ingeniero Civil de la Universidad de los Andes y experto en drones.
Natalia estuvo 28 días en la Base Cámara de la Armada Argentina, que custodia la isla Media Luna en Antartida.
Un drone sobrevuela una isla de hielo en Antartida
“Evaluamos la estabilidad de la aeronave, la telemetría (mediciones remotas) y la ubicación por GPS ante la escasa cobertura satelital en los polos”, explica César Arango. 
Panorámica de una isla de hielo en Antártida
Una señotita sentada sobre la nieve con una pancarta de Uniandes
Descripción de un drone marca Ebee de dos alas.
Un joven posa con un drone en la mano
Un drone sobrevuela una isla de hielo en Antartida
19/12/2017
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

La fiebre de los drones se está propagando en todo el planeta. El mercado se disparó. Hoy los ofrecen por montones en almacenes, en centros de comercio tecnológico y por Internet a bajo costo. Hay para todos. Para quienes simplemente quieren jugar; para cineastas y productores de televisión, y para los más osados, que los manipulan para espiar o enviar paquetes. Y también se han convertido en una herramienta primordial de científicos e investigadores.

Natalia Jaramillo Machuca es historiadora y piloto comercial. De niña, se la pasaba haciendo piruetas con avioncitos de juguete por toda la casa. En su juven tud aprendió a pilotear aviones y ahora, como estudiante de Maestría en Geografía en Los Andes, dedica parte de su tiempo a experimentar con drones.

Tiene 31 años y ha participado en dos de las tres expediciones científicas que ha realizado Colombia en la Antártida: la Almirante Lemaitre (2015) y la Almirante Padilla (2016), que hacen parte del Programa Antártico Colombiano. En esta última, atravesó el sur del continente en avión y navegó en aguas oceánicas con la Armada Argentina, rumbo a la isla Media Luna, en donde concentra sus esfuerzos para analizar el comportamiento de drones en extremas condiciones meteorológicas.

El terror de los investigadores eran las bajas temperaturas en ese rincón del planeta. “El frío afecta los motores, el piloto automático, los sensores y especialmente las baterías se descargan más rá- pido de lo normal”, cuenta Natalia, que estuvo 28 días en la Base Cámara de la Armada Argentina, que custodia el lugar.

“Parte de lo que estábamos evaluando en Antártida era la estabilidad de la aeronave, la telemetría (mediciones remotas) y la ubicación por GPS ante la escasa cobertura satelital en los polos, para que Natalia, en un futuro, prepare el equipo adecuado para ‘mapear’ la Isla”, explica César Arango, ingeniero civil y ambiental, desde el Laboratorio de Geomática en la Universidad de los Andes.

Natalia salía a pilotear — cuando el viento o las tormentas de hielo lo permitían— un DJI Phantom 4, de potentes sensores, que captura fotografías en alta resolución y videos de contraste y hace georreferenciación inmediata (ubica objetos en tercera dimensión con un sistema de coordenadas).

La pericia de Natalia en materia aeronáutica salía a flote. “Logré resultados maravillosos”.

Todo en uno

El clima ayudó bastante. “Entre diciembre y marzo el verano austral permite hacer investigación —aclara la estudiante de Geografía—. En otra época nos congelamos”.

Natalia viajó en representación del Grupo de Sostenibilidad Urbana y Regional (SUR) de la Universidad de los Andes, con el apoyo de la Comisión Colombiana del Océano (CCO), la Armada Nacional de Colombia y la Armada Argentina.

En diciembre de este año, espera llevar a cabo el levantamiento cartográfico de los 4 km2 que tiene la isla Media Luna, con un dron más poderoso. Un Ebee Sensefly, de última tecnología, diferente a los comunes —con alas en forma de avión— del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental, que cuenta con 13 aeronaves distintas para investigación.

“Antártida es de los lugares menos cartografiados. Aún faltan pedazos”, explica ella.

Aunque el Phantom probado por la expedicionaria en esa reserva natural superó las expectativas, finalizada la travesía y procesada la información, ella y los investigadores del Grupo SUR encontraron que el Ebee es ideal por su alto desempeño, potencia y confiabilidad. Cuenta con total autonomía de vuelo, da telemetría a tres kilómetros de distancia, tiene una cámara para capturar imágenes en alta resolución y en tercera dimensión; estas permiten detallar a profundidad colinas, montañas, formaciones rocosas o suelos con sensores hiperespectrales que captan puntos de la tierra imperceptibles para el ojo humano (ver la aeronave).

Estas aeronaves, livianas y sensibles, están cambiando la historia. Con una serie de coordenadas hacen levantamientos de manera rápida y efectiva: “Antes tocaba contratar aviones, tomar cientos de fotos y hacer topografía en tierra. Al final, el cartógrafo armaba el mosaico de forma manual, como un rompecabezas”, afirma Natalia, sobre la vieja cartografía.

“Ahora, con mínimo cinco imágenes de cada punto del territorio y un software especializado se garantiza el diseño de un buen mapa”, concluye César Arango, que también es experto volando drones.

Noticias relacionadas

Podio de la Universidad de los Andes con una bandera de la universidad atrás.
19/01/2018

Los retos en estos temas serán debatidos por candidatos en la Universidad de los Andes el martes 23 de enero a las 8:30 a.m.. Habrá transmisión en viv

Ver más
Tres hermanos se llevaron el primer puesto con su emprendimiento Rentapp.
19/12/2017

Tres hermanos crearon la aplicación Rentaapp, que permite alquilar herramientas como taladros, para usar por poco tiempo en casa.

Ver más
Foto panorámica del Río Bogotá
19/12/2017

Expertos analizan el futuro y la urgencia de una integración institucional entre la capital y los municipios aledaños.

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin