"Es inaceptable que 65 millones de personas sean ciegas o tengan problemas de vista cuando su visión podría haberse corregido de la noche a la mañana con una operación de cataratas", dijo en 2019 el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS, sobre esta enfermedad que se presenta por la opacidad del cristalino del ojo (lente natural), lo que reduce la luz percibida por la retina y ocasiona pérdida de la visión.

Dato que complementa el ingeniero civil Fernando Ramírez, en un video grabado por el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental: "Cerca del 30 % de la ceguera en el mundo es causada por cataratas no operadas”. 

Teniendo en cuenta esta problemática y lo complejo que son, actualmente, este tipo de procedimientos (extracción o fractura de la catarata mediante energía laser o la facoemulsificación -ultrasonido- para incrustar un lente intraocular artificial), ingenieros de Los Andes y un médico oftalmólogo crearon Faco Fracturador, un dispositivo que les facilitará a los especialistas realizar el procedimiento quirúrgico de retiro de cataratas. 

Con el uso de esta herramienta, sin duda, disminuirán los riesgos de quemaduras y laceraciones en los tejidos del ojo, dada la generación de calor producida con los dispositivos actuales y los esfuerzos mecánicos excesivos durante la ruptura y extracción. Según Andrés Gonzáles, ingeniero mecánico, "se obtuvo el aporte del diseño de un tornillo que cumpliera con los requerimientos, aprovechando las técnicas modernas de manufactura aditiva”. 

En 2022, con el apoyo de la Oficina de Transferencia del Conocimiento (OTC) de la Vicerrectoría de Investigación y Creación, este proyecto uniandino recibió la patente "Device and method for fracturing and removing ocular lenses" en Estados Unidos, otorgada por la United States Patent and Trademark Office USPTO.

También le puede interesar: Patente uniandina: dispositivo para cirugía de cataratas.

"Dentro de la investigación se realizaron montajes, pruebas en el sistema de operación y de cirugías. También se realizaron mejoras en los procesos físicos y mecánicos; en la dinámica de fluidos y en mecánica computacional”, indica Rafael Romero, ingeniero civil y mecánico de Los Andes.


 

Conozca más sobre el invento en esta pieza interactiva

 

Otra de las ventajas es que por su portabilidad es viable llegar a zonas apartadas en donde personas en condición de vulnerabilidad o cualquier tipo de pacientes pueden ser atendidos. Ellos también se verán beneficiados por la reducción en tiempos de recuperación. 

Conozca la ficha técnica AQUÍ.

“Se mezclaron la ingeniería y la medicina, dos ciencias que con diseños versátiles y novedosos mejoran la calidad de vida", resalta el médico oftálmólogo, Alejandro Arciniegas.

Los investigadores señalaron que la patente recibida es un logro para la ciencia y la sociedad. 
 
Conformaron el equipo técnico y científico: Fernando Ramírez, profesor de Ingeniería Civil; Rafael Romero, investigador de Ingeniería Civil; Andrés Leonardo González, profesor de Ingeniería Mecánica —los tres de la Universidad de los Andes—; y Alejandro Arciniegas, médico oftalmólogo - investigador externo.


En video: Los investigadores hablan del proceso de realización del Faco Fracturador y de la obtención de la patente