40 líderes en los Andes: una experiencia de humanidad

Mujeres y hombres dialogando en forma de círculo.
Mujeres y hombres dialogando en forma de círculo.
19/02/2020
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

El trabajo en liderazgo consciente con 40 líderes sociales y ambientales en la Universidad de los Andes fue como hacerle un poco de acupuntura al país para sanar sus dolores.

Así describió el profesor David Salas de la Escuela de Gobierno el trabajo de una nueva generación de la Academia de Liderazgo para la Paz AlaPAZ, de la Fundación Compaz y la Universidad de los Andes.

Una iniciativa que viene fortaleciendo las capacidades de decenas de líderes, en esta ocasión ambientales, que trabajan por sus propias comunidades en diferentes partes del país.

A las afueras de uno de los auditorios de CityU, mientras la niebla no permitía ver Monserrate, Álbaro Cruz, líder indígena del Putumayo dijo que no recordaba a Bogotá tan fría, pero que la mañana había sido más cálida por todo el trabajo emocional que había podido hacer con sus compañeros.

Escuchar a los otros da fuerza para seguir y permite hablar y exteriorizar situaciones o vivencias que son difíciles y no podrían decirse en otros escenarios”, aseguró Cruz.

En un diálogo con el rector de los Andes, Alejandro Gaviria, se habló de la experiencia como un viaje que trasciende el campus: un viaje que transforma para que sigan siendo agentes de cambio con sus comunidades.
 

Un viaje transformador para construir paz
David Salas
Profesor
Herramientas como el liderazgo consciente, de acuerdo con el profesor Salas, les permitirá no dejar de ver la humanidad como seres frágiles, con emociones y sentimientos; y dejar de lado la posición de autoridad y de mando. Sería algo así como provocar empatía para generar transformación social desde el corazón.

Para la profesora Sandra Camacho, AlaPAZ se convirtió en una experiencia de humanidad en la que pudo darse cuenta de la diversidad, pero también cómo en medio de esta hay una conexión para buscar soluciones juntos.

Con Camacho, los líderes aprendieron bases del Chi Kung, la meditación y la biodanza, a conectarse con su energía y su cuerpo y a ser conscientes de su estado mental y físico a la hora de tomar decisiones con sus poblaciones.

¿Cómo puedo ayudar a los demás, si yo no estoy bien? Reflexionaba en una de sus conversaciones Álbaro, del Putumayo. Un líder que en la defensa de su jurisdicción indígena olvidaba cuidarse a sí mismo y aprender a quitarse tanta carga.

Mientras que, desde Quibdó, Mayra Caicedo no dejaba de repetir que estos siete días le habían despertado unas ganas inmensas de seguir ayudando al mundo y proyectando su trabajo para cuidarse a sí misma y a los demás.

 
Celebramos viajes como estos, cuando nos llenan de fuerza
Alejandro Gaviria
Rector

Noticias relacionadas

Ilustración edificios y ciudadanos con el título: ‘Personas e industria en la era de la Sociedad 5.0’
18/02/2020

Expertos nacionales e internacionales ayudarán a dilucidar el panorama que depara esta transformación tecnológica.

Ver más
Retrato de un hombre de corbata sonriendo
18/02/2020

El profesor del Departamento de Ingeniería Civil fue distinguido como miembro destacado del American Concrete Institute.

Ver más
Retrato de un joven estudiante sentado frente a dos pantallas de computador
05/02/2020

Jaime Pérez Taborda, investigador de la Facultad de Ingeniería, recibió reconocimiento del MIT Technology Review, categoría Visionarios.

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin