Vacunas y covid, un diálogo relevante

Personas con tapabocas reunidas en un establecimiento con personal de la salud
04/05/2021
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
Colombia atraviesa el tercer pico de la pandemia. Se detectaron las nuevas variantes (inglesa y brasileña) y las cifras de contagio se dispararon. A esto se suma el aumento de personas afectadas de manera severa que acuden a servicios hospitalarios y de cuidados intensivos. 

Expertos en el área de salud se reunieron en el conversatorio Mitos y realidades de la pandemia, realizado por la Facultad de Medicina y el programa de Voluntariado Uniandes, para dar información veraz acerca de la situación actual de la COVID-19 y el estado de la vacunación en el país.  

Recomendaron que las vacunas deben ser aplicadas bajo el protocolo que exigen sus fabricantes, que las dosis deben ser de la misma plataforma (marca) y que se deben aplicar en los tiempos determinados por la ley. “Las vacunas no se pueden estirar. Se necesitan más vacunas, por lo que aplicar una sola dosis, no sirve. Y ampliar los espacios de tiempo para la segunda dosis, tampoco ”, señala el doctor Luis Jorge Hernández, director de investigaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes.

Así mismo, el doctor Jhon Mario González, profesor de la Facultad de Medicina, explica que retrasos en vacunación (como los ocasionados por la escasez de las Sinovac, en abril de 2021) podrían producir afectaciones. “Puede ser lapso de unos días, pero se deben seguir los protocolos establecidos para la aplicación de las dosis: Sinovac, 1 – 28 días, Pfizer, 1 – 21 días”. Agrega que estos esquemas se deben respetar ya que son resultados de estudios realizados que responden a la eficacia y efectividad del biológico.

Con respecto al ámbito laboral, resaltaron que se deben conocer las comorbilidades de las personas y para ello es necesario hacer un control de acceso para el ingreso a las instalaciones de las organizaciones, adoptar recomendaciones como el montaje de estaciones de lavado y desinfección de manos, aislamiento físico y los cambios administrativos (cambio de horarios, trabajo en casa, entre otros), disponibilidad de los elementos de protección personal y, por último, la ventilación de los espacios, con el fin de crear un ambiente más bioseguro.

Insistieron además en la importancia de realizar actividad física para mejorar la respuesta del sistema inmunitario y la salud mental que también se ha visto afectada por la pandemia.

Reviva la charla: Mitos y realidades de la pandemia

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin