En países como Uruguay, Bolivia y Brasil el voto es obligatorio, lo que influye en el número de votantes. En estos el porcentaje de votación es bastante alto. Por ejemplo, en las últimas elecciones presidenciales, según el portal Statista, en Uruguay el 90 % de la población habilitada votó y en Bolivia el 88,4 % lo hizo. 
 

En Colombia ejerció este derecho el 53 % del censo electoral en las elecciones presidenciales del 2018 y el 49 % para las de Congreso. 
 

En Estados Unidos, donde el voto es voluntario, el 66,5 % de la población habilitada para votar lo hizo en el 2020. 
 

Para Mónica Pachón, doctora en Ciencia Política y profesora de la Facultad de Diseño y Arquitectura, de la Universidad de los Andes, a pesar de algunos factores como tener una jornada corta o que algunos ciudadanos no tienen puestos de votación cercanos, en los últimos años se ha dado una participación relativamente buena. Por supuesto, ve ideal que se acerque a los niveles de los países donde el voto es obligatorio. 

Las elecciones con mayor participación 

Las últimas elecciones para elegir Congreso en Colombia fueron las más votadas desde la Constitución del 91. Según la Misión de Observación Electoral (MOE) la participación estaba entre el 43 y 46 %. En el 2018 fue cercana al 50 %
 

Este año hay expectativa por ver qué tanto acuden los votantes a las urnas, y saber si han tenido algún efecto eventos como el paro nacional o las nutridas consultas interpartidistas para elegir candidatos presidenciales.