“Colombia es un país que se toma en serio el arte”

Imagen ilustrada de Miguel Urrutia y atrás un grabado japonés.
Imagen ilustrada de Miguel Urrutia y atrás un grabado japonés.
Imagen ilustrada de Miguel Urrutia y atrás un grabado japonés.
10/09/2020
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
Toda ciudad importante en el mundo acaba teniendo un museo, porque finalmente es este lugar el que hace que la cultura esté viva. “El arte ha crecido tanto en Colombia que, por ejemplo, hoy Bogotá cuenta con un barrio dedicado a esto. Una característica típica de países que se toman en serio el tema”, afirma el economista Miguel Urrutia, durante una conversación en homenaje a su faceta como gestor cultural y coleccionista.

Frente a su gestión en las colecciones del Banco de la República, Urrutia narra que tuvo la suerte de encontrarse con diferentes obras extraordinarias y que luego buscó un espacio en el Banco para poder exhibirlas.

También explica que el gerente cultural de la época creó un comité asesor con artistas como Beatriz González, que sugerían el tipo de compras que se podían hacer para que las colecciones fueran representativas. Se hicieron, por ejemplo, exposiciones con artistas latinoamericanos y se acordaba que una de las obras quedaba para el Banco, así se empezaba a dar una connotación internacional.

En su papel como banquero central recibió una carta a mano de Fernando Botero, quien estaba interesado en donar algunas de sus obras para el museo. Se trató de algo excepcional, según las palabras de Urrutia, porque el pintor y escultor terminó aconsejando dónde ubicar los cuadros, cómo instalar las luces y la manera de acomodar el espacio.
   
Estampas japonesas

La charla “Miguel Urrutia como gestor cultural y coleccionista” contó con la presencia de Ángela María Pérez, subgerente cultural del Banco de la República y María Wills, directora de la Unidad de artes y otras colecciones de la misma institución. Esta es una de las actividades organizadas en homenaje al economista por ser una figura relevante para la vida intelectual, financiera y cultural del país, en los últimos años.

Urrutia se declara un admirador del Museo del Oro y la califica como la carta de presentación de la sociedad colombiana. Ve, además, con buenos ojos cómo los jóvenes están empezando a comprar arte y cómo este mercado viene en crecimiento.

El acceso al arte no debe ser elitista, insiste Urrutia, y por eso reitera esa relación entre arte y libertad: “No hay arte que no se desarrolle en una sociedad sin libertad. Y como señalaba el economista Adam Smith, la prosperidad depende de una sociedad abierta y libre”.

Gracias a su interés por la cultura japonesa, hoy Colombia cuenta con una colección de grabados ukiyo-e. Un arte revolucionario en su época que enloqueció a los pintores franceses del Siglo XIX, cuenta.

El economista, que ocupó 11 años la gerencia central del Banco de la República, no duda en afirmar que esta crisis generada por la pandemia se ha convertido en una oportunidad para desarrollar nuevas estrategias: “El arte desde los medios digitales es también una manera de promover, aprender y gozar de la cultura”.
 
Estampas japonesas

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin