Beatriz González, Doctora Honoris Causa

Beatriz González en el Centro Memoria
Beatriz González en el Centro Memoria
Beatriz González en el Centro Memoria
24/08/2020
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Como reconocimiento a décadas de trabajo como artista, historiadora del arte, curadora, investigadora y profesora, la Universidad de los Andes le otorgó a la maestra Beatriz González el Doctorado Honoris Causa, el primero entregado a una mujer en la historia de la Universidad.

El Consejo Superior, el Rector y el Consejo Académico de la Universidad de los Andes confieren a la maestra Beatriz González, reconocida artista, historiadora del arte, curadora e investigadora colombiana, el título de Doctora Honoris Causa en consideración a sus contribuciones al desarrollo de las artes plásticas a través de una obra destacada nacional e internacionalmente; por su visión ética y política, en la que combina un lenguaje universal con la memoria y las imágenes populares en un contexto local; su contribución al desarrollo de la investigación de la historia de arte y la cultura intelectual colombiana del siglo XIX; y a la formación de múltiples generaciones de artistas, historiadores del arte, curadores e investigadores educados con visiones amplias de las artes y la historia de Colombia.

Encuentro con la maestra Beatriz González, doctora honoris causa de la Universidad de los Andes, en la ceremonia virtual de grados 2020 - 1

“Beatriz González pertenece a una generación que ha dejado una huella muy importante en el arte y la historia de nuestro país: formó parte de un grupo de vanguardia que se desarrolló en la Universidad de los Andes en el que estaban Marta Traba, Juan Antonio Roda y Luis Caballero, entre otros”, explica Patricia Zalamea, decana de la Facultad de Artes y Humanidades.
“Beatriz González pertenece a una generación que ha dejado una huella muy importante en el arte y la historia de nuestro país"
Patricia Zalamea
El conjunto de la obra de la maestra Beatriz González, egresada uniandina de bellas artes en 1962, es relevante nacional e internacionalmente y se caracteriza, además de su riqueza, por darles un espacio a las imágenes de la cultura popular y cotidiana de Colombia junto a las tradiciones más amplias del arte. Sin embargo, como lo escribe el Museum of Fine Arts de Houston, “su mayor aporte al arte contemporáneo quizás sea la profundidad e intensidad con que aborda el dolor en lo individual y en lo colectivo”.

De hecho, una buena parte de las obras de Beatriz González está dedicada a tratar temas relacionados con el conflicto armado y la memoria histórica de Colombia. “Yo pienso que lo que hago yo y que he hecho siempre es hacerle un servicio a la memoria. La memoria es cuestionada, la memoria es frágil. […] En cierta forma al transformarlas [las noticias de los periódicos] en una obra de arte, la gente accede más, porque uno mira esto [en el periódico] y retira la mirada. Para mí, uno necesita conmoverse y no ser un receptor frío”, cuenta la maestra en una crónica audiovisual que guarda Señal Memoria.

Como pintora, comencé revisando obras canónicas de la historia del arte como La rendición de Breda (de Velázquez) y obras de Vermeer y sus seguidores, que fueron bien recibidas. Mi giro hacia las imágenes populares y los recortes de prensa se produjo durante una crisis personal en la que me sentí como “una señora que pinta”. En la búsqueda frenética de un camino, me encontré con una imagen en una revista y la convertí en un cuadro. Los suicidas del Sisga se inspiró en una historia que apareció en la prensa sobre una pareja de jóvenes agricultores enamorados […]
“Artist interview: Beatriz González”, Tate, septiembre de 2015

El adjetivo de maestra se utiliza en su sentido más amplio cuando se habla de Beatriz González. Particularmente, como creadora del grupo de guías del Museo de Arte Moderno de Bogotá y como curadora jefe de arte e historia del Museo Nacional de Colombia, la maestra Beatriz González fue la mentora de varias generaciones de actuales curadores, educadores e investigadores del arte conocedores de la historia colombiana y críticos con su propio trabajo.

“Una cosa que ha sido muy bonita de trabajar con la maestra es ver la manera generosa como ella integra estudiantes, integra colaboradores a sus proyectos […] su generosidad con la bibliografía, con la información, con revisar las investigaciones de los estudiantes”, detalla Verónica Uribe, directora del Departamento de Historia del Arte.

Consulte el Catálogo razonado de la obra de Beatriz González.

Entre el 2008 y el 2012, Beatriz González volvió a Los Andes como profesora. Ofreció la clase de Historia del arte del siglo XIX en Colombia en el Departamento de Arte, primero junto a Patricia Zalamea y luego con Verónica Uribe. Una clase sobre este periodo del arte colombiano no se había dictado antes en la Universidad. De hecho, se ha dicho que es gracias al prolífico trabajo como investigadora de Beatriz González que se ha rescatado del olvido el estudio de la historia del arte del siglo XIX. “Ella nos hizo mirar hacia atrás. Si no fuera por Beatriz, realmente, en el arte colombiano no se hablaría del siglo XIX, incluso no se hablaría del siglo XVIII”, explica Carolina Franco, profesora del Departamento de Arte.

De este curso nació el libro Manual de arte del siglo XIX en Colombia, el primer libro enteramente dedicado al tema. Como lo describe Patricia Zalamea, “este manual tiene un impacto de larga duración, también, sobre múltiples generaciones de historiadores e historiadores del arte de ahora y por venir porque es el primer libro de esa naturaleza, es un libro que es comprensivo de los fenómenos artísticos del XIX y que es, a su vez, una introducción para desarrollar estos estudios más ampliamente”.
 
“Es un reconocimiento a una de nuestras egresadas que ha tenido mayor relevancia nacional e internacionalmente gracias a su forma de dialogar: desde las formas populares para pensar sobre la memoria, no solo en Colombia sino en general, es su forma de relacionarse con un lenguaje universal. Es todo un reconocimiento a ella, pero nos enorgullece que sea una egresada de nuestra Facultad y que viene de toda esa generación que ha sido tan importante dentro de los principios de la historia de lo que hoy en día es el Departamento de Arte”, considera Patricia Zalamea.

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin