“Agregar vida a los años”, es la frase coloquial con la que el profesor Óscar Bernal, de la Escuela de Gobierno, resume el concepto de salud pública, un enfoque que busca mejorar la calidad de vida de las personas y que la Universidad de los Andes ha venido implementando en sus proyectos e investigaciones. Por eso hoy la institución hace parte del equipo que está consolidando el próximo Plan Decenal de Salud Pública de Colombia, que lidera el Ministerio de Salud.

Estamos soñando que queremos lograr en los próximos 10 años, desde el 2022 al 2031 ¿Cuáles serán las prioridades, las metas, el propósito? Para eso nos sentaremos a dialogar con diferentes actores en diversos territorios y así llegar a acuerdos”, explica Bernal, quien es el director del equipo consultor de Los Andes.

En este proceso multiescala, es decir que se construye desde los municipios hasta llegar al país en general, se visitarán 166 poblaciones y se desarrollarán diálogos con equipos de entes territoriales y organizaciones de la sociedad civil. A la par se harán mesas con asociaciones médicas para discutir los grandes ejes estratégicos del plan.

La Universidad cuenta con un equipo consultor de profesores, investigadores de Economía, Escuela de Gobierno, Ingeniería, Ciencia Política, Medicina, entre otros. Algunos grupos se desplazarán a los territorios para fortalecer la gobernanza en salud pública, mientras que otros harán parte de mesas académicas que también aportarán conocimiento e información clave.
La academia es una fuente inagotable de conocimiento que debe difundirse - Óscar Bernal, profesor de la Escuela de Gobierno.
Uno de los aportes tiene que ver con una de las metodologías que ya se viene implementado: la teoría del campo. Los actores se sientan a dialogar y discuten sobre cuáles son las necesidades, luego se crea una hoja de ruta sobre los pasos que se deben seguir. Bernal destaca el componente de retroalimentación que tendrá este proyecto y es que los documentos que se vayan consolidando pasarán de nuevo por los ojos de las organizaciones sociales y se les contará sobre los puntos que se incluyeron y los que no, producto de las preocupaciones de las mesas de diálogo.

El equipo consultor apoyará las intervenciones, pondrá sobre la mesa los modelos para entender la salud pública, la experiencia de otros países, una evaluación sobre el plan pasado y la armonización de políticas, un ejemplo es entre el Plan de Desarrollo y este nuevo Plan Decenal de Salud Pública.

“La academia es una fuente inagotable de conocimiento que debe difundirse y que, además, se trata de una institución que debe estar de cara al país. Por eso es importante seguir ampliando el contacto con las personas e incrementando el trabajo en las regiones”, agrega Bernal.

El mayor reto, agrega, será lograr la confianza con las comunidades, generar diálogos con los diferentes sectores y mantener la seguridad y la bioseguridad, en medio de la pandemia que aún se está viviendo.

Los Andes también pondrá en el debate los temas de investigaciones que se vienen desarrollando desde las facultades y que se han identificado como prioritarios para el país: minería, contaminación de ríos y aire, migración, inequidad y desigualdad, población indígena y la necesidad de enfoques diferenciales y otros sectores como las personas LGBTI y con discapacidad.
Personas hacen fila, mientras un funcionario de salud camina a un lado.
Personas hacen fila, mientras un funcionario de salud camina a un lado.