Buen ciclo de sueño y cortos tiempos de concentración, claves para aprender

Profesora extranjera con gafas, saco negro. Al fondo se ve un muro de piedras
Barbara Oakley, coautora de 'Aprendiendo a aprender'
10/05/2016
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Barbara Oakley es PhD en Ingeniería de Sistemas de la Universidad de Oakland y coautora de 'Aprendiendo a aprender', el curso virtual más exitoso de la plataforma Coursera, tomado por más de un millón y medio de personas del mundo. Visitó la Universidad de los Andes y compartió con estudiantes y profesores cuáles son las mejores técnicas de estudio.

"Nada es tan difícil como creemos y todos los seres humanos tenemos la misma inteligencia, lo que varía es la manera en la que la potenciamos para aprender", afirma Oakley cuando recuerda lo mala que fue en su juventud para las matemáticas, por lo que se decidió primero por los idiomas que por la ingeniería.

El cerebro de cada ser humano es idéntico en diseño. Sin embargo, la velocidad a la que cada uno funciona depende de la manera y el ambiente en el que las personas crecen y se desarrollan. "La velocidad a la que funciona cada cabeza es distinta. Podríamos hablar de que existen mentes que trabajan como un carro de Fórmula 1 y otras que van más lento. Ninguna es mejor o peor, lo que pasa es que hay que mirar de manera global la experiencia de aprendizaje. Aprender más lento no significa que las capacidades cerebrales sean menores, significa que somos distintos", cuenta Barbara cuando explica que a muchos solo les importa el resultado final, sin evaluar la importancia que tiene el proceso de alcanzar lo que se quiere. "Nos enseñan cosas, pero poco nos hablan de cómo aprender eso que queremos saber”, recalca.

De allí el éxito que tiene su Mooc (Massive Open Online Course) 'Aprendiendo a aprender', que diseñó con un colega de la Universidad de California. Se trata de un curso que ofrece poderosas herramientas mentales con las que se pueden dominar temas difíciles. "Lo que importa en un proceso de aprendizaje es entender cómo el cerebro utiliza dos modos de aprendizaje muy distintos y cómo encapsula (divide) la información", comenta la profesora estadounidense.

Una de las técnicas que más comparte Barbara es la del Pomodoro, que desarrolló Franceso Cirillo en Italia en los años 80. El método nació como una manera práctica de optimizar el tiempo de aprendizaje y, según la profesora, se adapta de buena manera a la capacidad que tiene el ser humano para concentrarse en una tarea. Se trata de dedicar 25 minutos, sin interrupciones de ningún tipo, a realizar una tarea. Una vez termine el tiempo, cronometrado por reloj, hacer una pausa activa, tomar un café o revisar las redes sociales y volver a otro ciclo de 25 minutos.

Usar esta técnica de aprendizaje y tener un buen ciclo de descanso y sueño en las noches puede ser clave para que los resultados de sus procesos de aprendizaje o la productividad se vean reflejados.
Para conocer la oferta de MOOC, cursos gratuitos, masivos y en línea de la Universidad de los Andes, haga clic aquí.

Noticias relacionadas

Un hombre se mira los dientes a través de un espejo de odontología.
16/07/2018

Internos de la cárcel La Picota, recibieron atención médica y capacitación en primeros auxilios gracias al Programa de Voluntariado Uniandes. Conozca

Ver más
Graficación, CAVAT (Computed Assisted Visceral Adipose Tissue)
04/07/2018

CAVAT permite el oportuno diagnóstico de eventos cerebrovasculares y mejora los procedimientos para detectar enfermedades como diabetes e hipertensión

Ver más
Profesor dicta conferencia en un salón de clase.
08/06/2018

Profesores de Medicina y expertos internacionales hablan sobre la importancia de esta alternativa para evaluar a estudiantes de posgrado.

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin