Fernanda está emocionada. Su sonrisa detrás del tapabocas la delata mientras aplaude con entusiasmo en el atril. La amante de los libros y de las letras convoca a sus estudiantes para entregarles un reconocimiento por haber participado en el concurso de Cuentos sobre Género, organizado por la Vicerrectoría de Investigación y Creación de la Universidad de los Andes. 

Tal vez, ve un reflejo de sí misma cuando empezaba, muy joven, a elaborar sus primeros escritos. Era una adolescente y estaba en el colegio cuando plasmaba sus pensamientos en algunos cuentos para su clase de literatura. En ese momento sentía que tenía el don para hacerlo, pero dejó de hacerlo por un tiempo. Retomó a los 20 años, pero esta vez con más pasión y desde ese momento no ha dejado de escribir porque descubrió el efecto que esto le generaba. Buscó y descubrió maestros, participó en diversos talleres y en esa larga ruta de aprendizaje creó sus primeras obras. Así empezó el camino para convertirse en escritora.

Está dichosa. Rompe el protocolo y abraza a sus estudiantes con calidez. Es un abrazo cargado de orgullo y alegría, esas mismas emociones que le llenaron el alma al enterarse que ha sido merecedora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz por su novela Mugre Rosa. “Es un reconocimiento que, debo decir, he soñado. Creo que las escritoras soñamos con ese premio porque justamente se otorga a mujeres que escriben en español y lo han ganado escritoras que son muy admiradas para mí y muy respetadas por la comunidad literaria. Es un premio que realmente tiene mucho prestigio literario porque no está asociado a ninguna editorial”, expresa.  

Fernanda Trías, nació en Montevideo, Uruguay, un país que, dice ella, tiene una gran tradición literaria. Aunque creció en una familia que no era especialmente de lectores, su padre amaba leer. Era fanático de Gabriel García Márquez. De hecho, en su casa rondaba un viejo y averiado volumen de Cien Años de Soledad. "Yo lo leía y lo releía". Y recuerda que disfrutaba mucho ver a su padre leer.

Cuenta que madruga a escribir antes de que se cuele en su mente el ajetreo del día a día. Con esa calma que entregan esas primeras horas de la mañana se inspira y después de eso permite que el mundo entre en su vida: revisa correos, redes sociales y prepara las actividades para trabajar con sus estudiantes, “Un día de Fernanda Trías es bastante rutinario, pero a mí me gusta que así sea”, relata la novelista.

Con ese ritual surgió ‘Mugre Rosa’. Esta novela ocurre en un entorno de una crisis climática, la cual produce una catástrofe ambiental que genera algunos efectos similares a lo que podría ser una epidemia. En este entorno cataclísmico se narra la historia de una mujer que vive y que resiste en una ciudad muy peligrosa azotada por vientos tóxicos, mientras cuida un niño enfermo, un niño que padece un síndrome particular. Habla además de las relaciones humanas, de los vínculos y de las relaciones conflictivas. “Con mi novela, extrañamente la realidad alcanzó la ficción muy rápido. Cuando terminé la novela no había pandemia y cuando se publicó ya habíamos atravesado las cuarentenas, entonces fue muy extraño el vínculo que los lectores entablaron con la novela porque la lectura se hace desde la experiencia del encierro dada por las cuarentenas”, resalta la profesora del Departamento de Humanidades y Literatura.
 

También le puede interesar: 'Conversatorio sobre Mugre Rosa con Piedad Bonett'


El primer libro que publicó fue La Azotea, una novela breve. Sin embargo, antes de eso había escrito ‘Cuaderno para un solo ojo’, que publicó mucho tiempo después. Luego creó ‘La ciudad invencible', que también es una novela trabajada desde la autoficción y un libro de cuentos titulado ‘No soñar las flores’. En 2020, el año de la pandemia, fue publicada ‘Mugre rosa’ que se llevó también el Premio Bartolomé Hidalgo en la categoría de narrativa de la Cámara Uruguaya del Libro. 

Seguramente, así como sus estudiantes, Fernanda Trías saltará a la tarima de la edición 35 de la Feria Internacional del Libro (FIL), ExpoGuadalajara, el 1 de diciembre de 2021, fecha en la que le será entregado el galardón.

Sus galardones: 

  • Premio a la Cultura Nacional de la Fundación Bank Boston (2006).
  • Premio para escritores latinoamericanos Revista Eñe, Casa de Velázquez (2017).
  • Premio Bartolomé Hidalgo (2021).
  • Premio Sor Juana Inés de la Cruz, Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara (2021).

El comienzo nunca es el comienzo. Lo que confundimos con el comienzo es solo el momento en que entendemos que las cosas han cambiado. Un día aparecieron los peces; ese fue un comienzo. Las playas amanecieron cubiertas de peces plateados, como una alfombra hecha de tapitas de botellas o de fragmentos de vidrio.

Fragmento ‘Mugre Rosa`.

También le puede interesar: 'Conversatorio sobre Mugre Rosa con Piedad Bonett'

Fotos: Felipe Cazares

Foto de Fernanda Trías novelista
Foto de Fernanda Trías novelista
Foto de Fernanda Trías novelista
Foto de Fernanda Trías novelista
Escrito por:

Johanna Ortiz