En Nariño le apuestan a la energía alternativa

En bosque las personas instalan un poste de luz
Dos investigadores de Los Andes, participaron en el proyecto “Análisis de Oportunidades Energéticas con Fuentes Alternativas en el Departamento de Nariño –Alternar–”. Foto: proyecto Alternar en la Vereda El Naranjo
10/10/2018
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
Con una turbina eólica, paneles solares, un banco de baterías, entre otros, Huatacondo, una pequeña localidad de la ciudad de Iquique (Chile), se convirtió en la primera población de ese país en generar una micro red autónoma que provee electricidad a sus habitantes, gracias al viento y la radiación solar. 

Esta zona árida en donde el sol quema, ha sido la fuente de inspiración de Nicanor Quijano, profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica y de Andrés Pantoja, doctor en Ingeniería, ambos de la Universidad de los Andes, para liderar un proyecto de investigación en redes inteligentes y microrredes aplicadas en áreas rurales para definir modelos de gestión energética que permitan ampliar la cobertura eléctrica en zonas apartadas del departamento de Nariño (Colombia), en donde el sistema de interconexión y el suministro de energía presentan algunas dificultades. 

Por esta, y otras razones, en 2014, los dos investigadores junto con Ángela Cadena y Juan Benavides también investigadores de la Facultad de Ingeniería de Los Andes, se centraron en la importancia de entender qué tipo de fuentes alternativas se podían implementar y cómo sacar provecho de las condiciones climáticas para potenciar la generación de energías no convencionales en la región y otorgar beneficios a estas zonas ‘desconectadas’, a través de la implementación de paneles fotovoltaicos.

Para ayudar en soluciones a esta problemática, nace el proyecto “Análisis de Oportunidades Energéticas con Fuentes Alternativas en el Departamento de Nariño –Alternar–”, financiado con recursos del fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías y ejecutado por la Universidad de Nariño en cooperación con la Universidad de los Andes y ASC Ingeniería S.A. E.S.P, y el apoyo de la gobernación de Nariño, bajo la coordinación de Quijano y Pantoja. 

En su primera fase se diagnosticaron y caracterizaron los recursos de cada región y su aprovechamiento sostenible, basado en el Plan de Energización Rural Sostenible PERS, dirigido por Pantoja, quien en su momento realizó mapas y encuestas en distintos municipios de la región que sirvieron de insumo para el despegue de Alternar. 

Por su parte, el profesor Quijano, doctor y magister en Electrical and Computer Engineering de la Universidad de Ohio State, destaca, entre otras cosas, que uno de los objetivos era “formar estudiantes en la región y, a su vez, que de allá vinieran a hacer sus maestrías acá, en áreas de control, microelectrónica y comunicaciones”. Cuatro de ellos ya se graduaron y participan activamente en este proyecto. 

La parte teórica de este ejercicio de transmisión de conocimiento se llevó a cabo en Los Andes y el módulo práctico se ha desarrollado haciendo monitoreo en los municipios de la costa pacífica nariñense: “Se estudiaron varias zonas y Mosquera fue una gran opción para desarrollar una micro red autónoma, para todas las casas, para el puesto de acopio de pesca, un esquema de potabilización de agua y similares”, señala Quijano, también coordinador del Grupo de Investigación en Automatización y Producción de Los Andes. 

Con ello se espera beneficiar a cerca de 120 habitantes, en El Naranjo, en donde implementar un servicio de energía contribuiría a fortalecer la actividad pesquera y la creación de empresas en la comunidad. 

 Foto: Socialización del proyecto Alternar con autoridades locales en el municipio de Mosquera.

Además de la solución diseñada para las zonas aisladas, cabe anotar que un aerogenerador, paneles fotovoltaicos, medidores inteligentes, y otros productos físicos desarrollados en el proyecto, se constituyen en un laboratorio que queda a disposición de los estudiantes de Ingeniería Electrónica de la Universidad de Nariño, para mapear el status eléctrico del campus y, a su vez, para que los estudiantes repliquen estas estrategias en otros municipios de la región. 
 
                                                        Foto: vista aérea de la vereda el Naranjo hacia el océano Pacífico

Actualmente, el profesor Nicanor Quijano adelanta un proyecto de soluciones energéticas, con el apoyo de Isagen, con comunidades en la Guajira en donde espera implementar esta tecnología con páneles fotovoltaicos, aerogeneradores y baterias. 

Si quieres apoyar el talento joven del Litoral Pacífico, DONA AQUÍ.

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin