Colombia está rezagada en el indicador de doctores por cada 100 mil habitantes. Este déficit se relaciona con la falta de financiación para realizar un doctorado. Para poner un ejemplo, si se reunieran todos los doctores que hay actualmente en Colombia no se podría llenar el estadio El Campin. Gran parte del desarrollo de ciencia y tecnología del país recae en manos de menos de 20 mil personas, lo que dificulta las capacidades de progreso.

Pensando en caminos que puedan llevar a minimizar este déficit, la vicerrectoría de Investigación y Creación presentó la iniciativa Necesitamos Pensar, para apoyar la formación doctoral y dar a conocer al sector externo su importancia, así como las razones del porqué el apoyo a su financiación es fundamental para incrementar las capacidades científicas de un país, abriendo oportunidades a nuevos desarrollos para el beneficio de las sociedades.

“El progreso de una nación se da por el equilibrio que hay entre sus áreas y los diferentes grados de formación. Los doctores aportan desde la investigación y la innovación, en pensar las grandes preguntas y las posibles soluciones a problemas complejos del país —explica Silvia Restrepo, vicerrectora de Investigación y Creación de Los Andes—. Una decisión muy clara en Los Andes es la de invertir en los doctorados. A falta de una buena financiación del Estado, lo que hemos hecho es ofrecerle algunas ayudas a los doctorantes para financiar sus estudios, como las asistencias grabadas y créditos condonables, así como pensar en la inserción de los doctores en el mercado laboral”, agrega Restrepo.

 

¿En qué consiste Necesitamos Pensar?


Formar doctores incrementa todas las capacidades científicas de un país, sin embargo, requiere de un apoyo filantrópico, ya que no es rentable en términos de ingresos para las instituciones educativas y demanda inversión. Además, en ocasiones los estudiantes a nivel doctoral tienen familia u otras obligaciones, por lo que requieren ayudas económicas para sacar a flote su formación.

En ese sentido, la Dirección de Filantropía de Los Andes ofrece dos posibilidades para hacer parte de Necesitamos Pensar y formar a más doctores que desarrollen métodos, preguntas y tradiciones investigativas propias para resolver los problemas del país:

1. Aportando a un portafolio filantrópico inicial de 10 proyectos doctorales, en diferentes áreas de conocimiento, que aportan de forma considerable al desarrollo del país aumentando la capacidad de respuesta a los desafíos que enfrentamos.

2. Realizar una contribución al fondo que la Universidad tiene destinado para sus programas doctorales.

Haga su aporte a Necesitamos Pensar

 

Los doctores aportan desde la investigación y la innovación, en pensar las grandes preguntas y las posibles soluciones a problemas complejos del país: Silvia Restrepo