Innovar en tiempos de virtualidad (e incertidumbre)

Imagen de virtualización
30/03/2020
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Las medidas adoptadas para disminuir el riesgo de contagio de coronavirus COVID-19 han llevado al cierre de las instituciones educativas, obligando a los profesores a reinventarse y repensar sus cursos para que funcionen en un contexto virtual. Tanto ellos como sus estudiantes se encuentran afrontando el reto que representa esta modalidad de educación a distancia. Para guiarlos un poco, el profesor Gary Cifuentes, de la Facultad de Educación, presenta estas recomendaciones para unos y otros.
 

Gary Cifuentes
Profesor, Facultad de Educación
gcifuent@uniandes.edu.co

Para profesores

Para muchos profesores la situación actual nos obliga a movernos a la virtualidad sin todas las competencias ni preparación que quisiéramos. Asumiendo que la innovación no es solo un asunto de incorporar tecnología en el aula, como se solía creer, incluso antes de la pandemia, sino de tener una visión clara sobre el cambio que se quiere lograr y unas condiciones mínimas para lograrlo. De esta manera aquí planteo algunas preguntas reflexivas que pueden ayudarlo a repensar su docencia desde un enfoque de innovación educativa:

¿Puedo cumplir con todos los objetivos de aprendizaje o puedo seleccionar aquellos que son esenciales?

Es un muy buen momento para revisar críticamente si lo que solía hacer durante el periodo académico, con las clases presenciales, tiene sentido en un momento donde quizás se acorten muchos más los encuentros sincrónicos (interacción directa). Para esto es necesario revisar qué objetivos de su programa agregan valor y replantee las actividades para que estén dirigidas a lograr esos objetivos.

¿Cómo puedo repensar la forma en que evalúo a mis estudiantes?

La interacción virtual muy seguramente lo obligará a revisar la evaluación del aprendizaje. Si su evaluación se componía principalmente de exámenes parciales hay que pensar que ahora el ejercicio de evaluación es diferente y es importante conocer opciones. Amplíe su rango de acción usando evaluaciones formativas: realice ejercicios antes y durante las clases que le den información sobre sus estudiantes - ¿Qué tanto están aprendiendo? - y a ellos mismos - ¿Qué tan bien lo estoy haciendo? - las cuales no deben tener una calificación sino dar información útil a todos.

¿Qué estrategias solían funcionarme y puedo aún aprovechar desde la virtualidad?

No se trata de cambiar completamente su docencia, sino de sacar lo mejor de sus competencias como docente. Si solía hacer muy buenas presentaciones orales, explote al máximo su talento con diversos formatos que la apoyen (infografías, análisis de casos, etc.); si le apasiona un tema y tiene mucho material dispóngalo previamente para que los estudiantes lo estudien, de modo que la sesiones sean el momento de aprovechar lo que tiene por decir.

¿Cuál es la tecnología que mejor puedo aprovechar?

No supedite las potencialidades de la tecnología a su docencia, al contrario, ella debe ser una aliada para potenciar aquello que usted mejor sabe hacer. No se sienta avasallado con la sobreoferta. Como en un supermercado, sienta la confianza de elegir lo que crea mejor, pero siempre con criterio pedagógico bajo la pregunta ¿Puede esta herramienta ayudarme a hacer lo que yo pretendo?

¿Puedo darle un cierto margen de experimentación y aprendizaje a mi docencia?

En la literatura sobre innovación educativa, se asume que la incertidumbre y el error son parte de las primeras fases de un innovador. La interacción virtual nos llevará a enfrentar situaciones de error que no son otra cosa que una oportunidad para aprender. Si mira en retrospectiva, aquellas estrategias exitosas que usó en la presencialidad son producto de experimentar, ajustar y volver a poner a prueba ¿Por qué sería distinto en esta oportunidad?

 

Para estudiantes: aprender en un ambiente virtual

Para muchos estudiantes puede resultar poco familiar e intimidante ingresar a espacios virtuales como sustituto a sus clases presenciales. Si bien puede haber cercanía con la tecnología, aprender en estos escenarios tiene unas reglas de juego y unas condiciones para sacar el máximo provecho de esta experiencia. Aquí damos algunas ideas claves:

  • Cree un entorno favorable para aprender. Si solía ingresar a un salón y ponerse “en modo clase”, ahora es necesario que se asegure de crear unas condiciones mínimas. Ello supone crear un espacio en el que pueda escuchar y hablar sin mucha interferencia (ruido externo, miembros con los que conviva, etc.). De igual forma asegúrese de tener cargador cerca, y un sitio limpio, iluminado y cómodo para poder desarrollar su trabajo semanal.
     

  • No desaparezca para su profesor. Está bien si es introvertido o casi no suele hablar en una clase presencial, pero en la virtualidad es importante que use los diversos canales para participar y comunicarse con su profesor. En estos ambientes, si no ingresa a un chat, a un foro, o no le escribe a su profesor, su ausencia será amplificada y su sensación de soledad y distancia también lo será.
     

  • Aprender se hace en comunidad. Los escenarios virtuales potencian mucho la idea de aprender en red, en comunidades abiertas para resolver problemas. Incluso si la clase que toma solo pide trabajo y evaluaciones individuales, es importante que no se aísle, sino que pueda buscar apoyo en forma de grupos de estudio.
     

  • Está bien si la tecnología falla. Los profesores no somos los únicos que podemos enfrentar problemas con la tecnología, los estudiantes pueden tener también dificultades en un momento en el que todos estamos experimentando y probando para que las cosas salgan bien. La Universidad de los Andes ha dispuesto de ayudas y soporte para que los estudiantes no se queden sin dispositivos ni asesoría. En cualquier caso, en primera instancia ¡siempre acuda a su profesor!
     

  • Actitud abierta y flexible. En un momento tan crucial como este es importante que asuma que las cosas pueden fallar -tanto tecnológica como pedagógicamente- de modo que es importante tener paciencia y buscar canales de comunicación mientras se restablecen las condiciones previstas.

    Lea también sobre innovación sin miedo al fracaso.

Noticias relacionadas

Foto de un salón vacío
28/05/2020

Análisis de Chequeo COVID-Colombia sobre las principales incógnitas alrededor de la apertura o no de los colegios, cerrados por el covid-19.

Ver más
Foto de un computador portátil y varios libros.
15/05/2020

Una charla con los rectores de las universidades que conforman La Tríada: Pontificia Católica (Chile), Tecnológico de Monterrey (México) y Los Andes (

Ver más
Joven con computador portátil
10/05/2020

Este espacio ofrece a los estudiantes y participantes la oportunidad de asistir a cursos innovadores con profesores que trabajan en universidades de p

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin