¿Cómo se enseña sobre narcotráfico, conflicto y violencia en los colegios?

Imagen droga incautada por la Policía
Imagen droga incautada por la Policía
Imagen droga incautada por la Policía
13/11/2018
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Urgen estrategias pedagógicas y didácticas que contribuyan al desarrollo del pensamiento histórico en la escuela primaria y secundaria en Colombia. Así lo expuso Nancy Palacios, profesora de la Facultad de Educación de Los Andes, durante el Segundo Coloquio Pasado presente. Disputas por la memoria y el conocimiento histórico en los siglos XX y XXI, realizado por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH).

“Las habilidades de interpretación del pasado deben ir más allá de conocimiento memorístico”, afirmó la docente, quien realizó un estudio sobre cómo se enseñan tres procesos relevantes en la historia contemporánea de Colombia en las aulas: el narcotráfico, el conflicto y la violencia. Para ello, se basó en la revisión de textos de grados noveno y décimo en donde se abordan esas tres temáticas.

Los hallazgos: por un lado, se evidencia la transmisión de conocimiento mecánico, la cual se basa en la memorización de hechos y situaciones sin conexión entre unos y otros. De otro, se observa que no se fomentan las capacidades intelectuales superiores como el análisis, la síntesis, la conceptualización, el pensamiento sistémico o el pensamiento crítico, dice Palacios. Agrega que la investigación debería ser el centro la enseñanza.

Aunque los textos de enseñanza de la historia de hoy cuentan con mayor cantidad de dibujos y más color, la docente Palacios señala que a nivel pedagógico continúan prevaleciendo ejercicios meramente reproductivos de información. Copiar, señalar, completar, listar, por ejemplo, son verbos empleados en las actividades propuestas por los textos. Lo que muestran es que las actividades de los estudiantes son completamente básicas. Los estudiantes no tienen la posibilidad de construcción propia sobre un fenómeno o concepto, agrega.

“Para que se cumpla la no repetición de esos fenómenos, es requisito indispensable que formemos una nueva generación de colombianos que rechace la violencia y busque la convivencia. El aporte de la escuela a esto debe ser desde la historia”, señaló Palacios, doctora en Ciencias Sociales, Niñez y Juventud.
 

Le puede interesar:

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin