El evento ‘Ven a Los Andes’, organizado por el Programa de Egresados, reunió a egresados, sus familiares y amigos en una jornada que incluyó actividades recreativas y deportivas, picnic y recorridos guiados. El cierre estuvo a cargo de la banda caleña La Mambanegra, que puso a bailar a los asistentes con su mezcla de salsa, funk, hip hop y música jamaiquina.

La nostalgia, alimentada por las restricciones impuestas por la pandemia, motivó a muchos de los egresados a asistir al encuentro Ven a Los Andes: reencontrarse con antiguos compañeros, explorar el campus y sus nuevos edificios o simplemente pasear por pasillos y prados que viven en su memoria desde su paso como estudiantes. 

Muchos aprovecharon el picnic en el prado del Bobo para volver a tomarse una foto junto a la estatua de San Alberto Magno, mientras Séneca, la querida mascota de la Universidad, bromeaba con ellos. Jóvenes parejas posaban felices con sus niños y otros, mayores, paseaban con sus hijos adolescentes alimentando la ilusión de que un día, no lejano, también sean egresados uniandinos.
Algunos expresaban su agradecimiento por esta oportunidad de retornar a los espacios físicos de la Universidad. “La experiencia me ha parecido muy gratificante. Hace mucho tiempo que no volvía a la Universidad y encontrar esos espacios de esparcimiento ha sido muy bonito. Me siento todavía parte de la familia, entonces estoy muy feliz de estar acá”, expresó Adriana Escandón, egresada de Ingeniería Ambiental.

José Germán Vargas, graduado de Ingeniería Biomédica, aprovechó su visita al campus para practicar varios deportes, como microfútbol, squash y tenis. “Me gustó volver. Eso era lo que me la pasaba haciendo mientras estaba en la Universidad. Volver a retomar esa misma emoción, ese mismo sentimiento de hace años, me trajo muy buenos recuerdos”, comentó.

Para Adriana Díaz, jefe de Construcción de Comunidad y del Programa de Egresados, la positiva respuesta al evento es una manifestación de la importancia que tiene sentirse parte de la comunidad uniandina. Así mismo, señaló que eventos como este contribuyen a fortalecerla en la medida en que se comparten recuerdos y se estrechan vínculos.

El recaudo del evento se destinó en su totalidad al programa Vamos Pa´lante, que otorga becas por un semestre a estudiantes de pregrado, de quinto semestre en adelante que estén en riesgo de abandonar sus estudios por restricciones económicas debidas a la pandemia.  

El campus tuvo un aforo limitado y se exigió el certificado de vacunación a todos los asistentes, para cumplir con los protocolos de bioseguridad del programa Comunidad Segura, de Uniandes.
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus
Egresados uniandinos regresaron al campus