Tres Universidades en América Latina: en la forja de la esperanza

La Triada es la iniciativa de colaboración entre la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de los Andes y el Tecnológico de Monterrey.
23/10/2020
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
En tiempos de crisis, ante un panorama de incertidumbre y angustia, en los que la pandemia ha profundizado las diferencias sociales, rectores de la Pontificia Universidad Católica de Chile, del Tecnológico de Monterrey y de la Universidad de los Andes —La Tríada— emiten un comunicado en el cual estas instituciones de educación superior asumen la responsabilidad inaplazable de ayudar a construir un nuevo consenso para enfrentar los retos de la región y recomponer el tejido social desde la formación de "líderes que sean la fuerza del cambio" y entendiendo que la educación y el conocimiento son "la única salida para superar las brechas sociales, la polarización política y la desconfianza generalizada". 
 

Comunicado conjunto de las universidades de La Tríada
 
Las universidades tenemos una doble responsabilidad: responder a los desafíos del presente y ayudar a construir un mejor futuro. No es una tarea fácil, menos en esta coyuntura, en medio de una de las peores crisis de nuestra historia reciente. Ante estas circunstancias, debemos, más que nunca, multiplicar nuestra capacidad de transformación e innovación, nuestra solidaridad y nuestro compromiso con el conocimiento.

En la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de los Andes y el Tecnológico de Monterrey estamos esforzándonos por apoyar la atención de la pandemia, transformar nuestros modelos educativos y aportar ideas, acciones y conocimiento. Ante la crisis en la atención médica, estamos contribuyendo, entre otras cosas, con diseños y producción de ventiladores y equipos de protección personal, investigación en pruebas de detección y elaboración de reactivos para análisis de muestras, laboratorios de detección de contagio y estudios de trazabilidad, así como plataformas de filantropía. Hemos profundizado el vínculo con las humanidades y las ciencias sociales, conscientes de la importancia de los elementos espirituales, éticos y de bienestar para que la atención de la crisis sea, a su vez, un camino hacia una mejor sociedad.

La Tríada es la iniciativa de colaboración entre nuestras universidades —las tres mejor clasificadas entre las no gubernamentales en América Latina, una iniciativa que nos permite actuar conjuntamente para aprovechar las oportunidades y enfrentar los desafíos de nuestra región. En el marco de esta alianza, en dos años hemos logrado poner en marcha 55 proyectos conjuntos en materia de innovación educativa, industrias creativas, salud, ciudades sostenibles, combate a la corrupción, nanotecnología, biotecnología, agua, alimentación e impacto ambiental, entre otros. Durante los meses de la pandemia, hemos incrementado el número de proyectos en 30 %. Por ejemplo, en la plataforma Coursera tenemos más de 75 cursos en línea con certificación gratuita, que han resultado especialmente útiles en este momento.

Las tres universidades coincidimos, con entusiasmo y confianza en el futuro, en que América Latina tiene un potencial extraordinario. Reconocemos también que el gran desafío de nuestra región viene de la combinación de los problemas históricos de inseguridad, impunidad, pobreza, desigualdad y exclusión. Cerca de 190 millones de latinoamericanos viven en la pobreza, 30 % de la población; más de la tercera parte en condiciones extremas. Adicionalmente, América Latina es la región con la mayor desigualdad del ingreso del mundo. Estos rezagos se han exacerbado con la crisis derivada de la pandemia. Tenemos la responsabilidad inaplazable de ayudar a construir un nuevo consenso que permita enfrentar estos desafíos y recomponer el tejido social.

La pandemia ha profundizado las diferencias sociales, ha afectado en mucha mayor proporción la vida y las oportunidades de quienes menos tienen. La educación y el conocimiento son la única salida para superar las brechas sociales, la polarización política y la desconfianza generalizada. Nuestra esencia es la de un pueblo generoso y afable, ese es nuestro rasgo distintivo en el mundo. Debemos potenciar ese espíritu. Nos corresponde formar líderes que sean fuerza de cambio, que enfrenten nuestros problemas más acuciantes sin sacrificar nuestra identidad. Es el tiempo de la compasión, de conectarnos mejor con las comunidades, de la sostenibilidad, la generación de oportunidades para todos, y el pensamiento crítico y constructivo a la vez.

En este momento de crisis, ante un panorama de incertidumbre y angustia, vale la pena recordar que detrás de cada tragedia hay una bendición y una esperanza agazapadas. Vamos, juntos, a su encuentro.


Ignacio Sánchez Díaz
Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile


David Garza Salazar
Rector y Presidente Ejecutivo del Tecnológico de Monterrey


Alejandro Gaviria Uribe
Rector de la Universidad de los Andes

Noticias relacionadas

mujer desnuda representando violencia de género
25/11/2020

Resultados del estudio realizado por el Observatorio de la Democracia de Los Andes y la iniciativa 'No es hora de callar'.

Ver más
Estatua el Bobo Uniandes
20/11/2020

¿Cómo adaptarnos a la nueva realidad para lograr una vida con sentido? Entrevista con Alexandra Ávila, psicóloga y antropóloga de la Universidad de lo

Ver más
Collage con fragmentos de caras de gente diversa y diseño tipográfico que dice
20/11/2020

Creemos en la absoluta necesidad de implementar, con una perspectiva de género, estrategias para su reconocimiento, prevención, atención y sanción.

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin