29/11/2021

Del terror a la confianza: los problemas son posibilidades

Andrea García Pradilla, egresada de la Facultad de Administración de Uniandes
Andrea García Pradilla, egresada de la Facultad de Administración de Uniandes
Terapia con agujas
Terapia con agujas 
Comida sanadora
Comida sanadora
Comida sanadora
Comida sanadora
Que el alimento sea mi medicina
Que el alimento sea mi medicina
Ejecutando una buena práctica… Yoga
Ejecutando una buena práctica… Yoga
 Decretos de felicidad
 Decretos de felicidad
Andrea García Pradilla, egresada de la Facultad de Administración de Uniandes
Terapia con agujas
Comida sanadora
Comida sanadora
Que el alimento sea mi medicina
Ejecutando una buena práctica… Yoga
 Decretos de felicidad
Mientras que para muchos crecía la incertidumbre y el miedo por la pandemia, declarada en 2020 por La Covid-19, para Andrea García Pradilla, egresada de la Facultad de Administración de Uniandes, la incertidumbre y el miedo se multiplicaron: fue diagnosticada con un carcinoma papilar.  

En el momento en que Andrea palpó su cuello con sus manos y sintió por primera vez la bola que tenía en él, el tiempo se detuvo. “Mi alma no estaba en mi cuerpo”, recuerda. Cuando su mundo entró nuevamente en movimiento, Andrea fue consciente de que su cuerpo no era invencible y de que lo que venía no podría enfrentarlo sola.

En el mismo año en el que empezamos a entender las cuarentenas estrictas y en el que la variedad de las noticias se unificó en cifras de casos positivos y muertes por Covid, Andrea se estaba estableciendo en Medellín, a donde había llegado a vivir hace más de seis meses por un nuevo trabajo. “Y yo aquí en Medellín me encontraba lejos de mi familia y amigos. No conocía muy bien el tema médico, cómo funcionaba aquí mi seguro, a dónde ir. Además, necesitaba reconciliarme con la medicina tradicional”, fueron muchas cosas a la vez. 

“Sentí mucho miedo. Medellín estaba en pleno pico de la pandemia y yo tenía que pedir una cita. Recuerdo que me decían que no fuera a preguntar nada en Internet, que no buscara. Pero fue imposible: busqué ganglios del cuello y el primer resultado mostraba una imagen con una bola justo en el lugar en que yo la tenía y decía cáncer”, comenta Andrea y luego de un profundo suspiro afirma que en ese momento comenzó su película de terror. Su principal reto: trasladar al lado de la luz tanto temor, tanta ansiedad.



A Andrea le había llegado el momento de poner en práctica las herramientas adquiridas a lo largo de años de practicar yoga y de tener rutinas para generar bienestar a su cuerpo. Mantener su mente y cuerpo fuertes en este tiempo era fundamental, pero a pesar de la práctica no estaba preparada. “La verdad es que no entendía porqué me había pasado a mí y me entró una curiosidad gigante de saber cómo me había causado esto a mi misma”, recuerda. 

El tiempo corría y la situación no daba tregua. Andrea enfrenta una cita más con el médico tratante. El paso a seguir sacar la tiroides, pero ella no quería. Y, como si el universo lo supiera y quisiera ayudarle a Andrea, la cirugía no se pudo programar porque el médico se contagio con Covid-19.

Andrea toma ese tiempo y lo invierte en sanar su cuerpo de manera alternativa de la mano de doctores que abordan la medicina desde otro lugar . Fue el momento en que pudo escucharse y encontrar consonancia entre lo que había sido hasta ahora y lo que sería de ella desde entonces. “Luego de llorar porque la sobrepasaba el sentimiento de no poder enfrentar la situación, me aferré a mis creencias, a mi esencia y comencé un proceso impresionante de alimentación saludable y a seguir todas las indicaciones necesarias para sanar mi cuerpo”, afirma Andrea. 

El 23 de diciembre de 2020, sí justo un día antes de Navidad, Andrea recibe alentadores resultados de las tomografías de tórax y cuello,  toca su cuello y empieza a notar que la bola ha perdido tamaño y es casi imperceptible. 

Nuevamente el universo la sorprende y llega a su vida como el mejor regalo de comienzo de año, luego de hacerse la ecografia, su diagnóstico es que está sana.

“Por primera vez en mi vida sentí que hice algo muy potente por mí. En mi familia siempre se preocuparon por mostrarme un mundo infinito de posibilidades y en mi casa también aprendí que con disciplina y curiosidad podría transitar el camino que escogiera. Ser honesto contigo mismo te permite quitar el miedo a la incertidumbre y vivir en ella tomando las mejores desiciones para ti”, rearfirma Andrea al recordar cómo consiguió a travesar su propia película de terror para convertir la segunda parte de la historia en una de confianza en uno mismo y en el universo de infinitas posibilidades.

Noticias relacionadas

Arando el terreno. Episodio 27 de Historias Uniandinas.
08/09/2022

Episodio 27. Julián Ramírez, egresado del MBA, llegó a Nueva Zelanda buscando mejorar su inglés y, 13 años después, ha logrado abrir camino a las rela

Escuchar
Alfredo Sarmiento (centro), junto a un grupo de 'opcionistas', frente a la sede de Opción Colombia en 1998. Foto: Ana María Duque.
02/12/2021

Episodio 24. A inicios de los 90, varios estudiantes deseaban acercarse a la realidad del país, más allá de las marchas y las protestas. Opción Colomb

Ver más
Guillermo Rodríguez, fotografiado en Ciudad Perdida, Sierra Nevada de Santa Marta.
18/11/2021

Episodio 23. Guillermo Rodríguez, graduado de Ingeniería Industrial, dedicó su vida a la arqueología y a la exploración de la Ciudad Perdida, en la Si

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin