"El orgullo no es solo una bandera arcoíris"

Mujer con símbolo en la palma de la mano
21/06/2019
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
Por: Melissa Monroy Agámez
Politóloga, estudiante de la Maestría en Género
Centro Interdisciplinario de Estudios sobre Desarrollo (Cider)
Universidad de los Andes


 
Este año se conmemora lo que ha sido denominado como los "50 años del Orgullo LGBTI", pero, en realidad, estamos celebrando los 50 años de los disturbios de Stonewall Inn, ocurridos en la ciudad de Nueva York en el verano de 1969. Stonewall Inn fue un conocido bar gay que frecuentemente era acechado por la policía, como en ese momento sucedía con cualquier local que funcionara como un refugio de la realidad para este grupo poblacional. La leyenda cuenta que la noche del 28 de junio de ese año, al llegar los uniformados al lugar, fue Marsha P. Johnson, una mujer trans afroamericana, quien, cansada de los abusos policiales, inició los disturbios. Como se dice, tiró la primera piedra, tal vez, literalmente. Los disturbios fueron violentos y la represión policiaca severa.

A partir de este momento, las personas LGBTI de Nueva York y otras ciudades del mundo empezaron a marchar cada año durante esas fechas, para recordar a las personas sexo-género diversas que fueron violentadas, muertas y encarceladas durante los disturbios. Esto, evolucionó hasta las marchas del orgullo que se han extendido alrededor de todo el mundo hoy en día. Por ende, en la actualidad no solamente celebramos la diversidad, sino que conmemoramos a todas las personas que han sido agredidas y discriminadas a razón de su orientación sexual o identidad de género.

Lo anterior, es parte de la llamada "cultura general queer", que hace parte de nuestra historia, pero parece que en ocasiones lo olvidáramos; olvidáramos de dónde venimos y hacia dónde vamos. Por lo tanto, está bien sentir orgullo, y es algo que se debe hacer, pero no se puede dejar de lado las múltiples luchas que se han librado y que se seguirán dando por el reconocimiento pleno de los derechos. El orgullo no es solo una bandera arcoíris que puede ser mercantilizada, es la reivindicación de ser y amar.

Debemos recordar que fue gracias a una mujer trans negra que tenemos lo que hoy denominamos "el día del orgullo LGBTI", lo cual, durante mucho tiempo fue solamente el "orgullo gay"; el patriarcado apoderándose hasta de los espacios de reivindicación sexual. Pero ¿de todos los hombres gais? Me atrevo a decir que en algún momento el orgullo fue un monopolio del hombre gay, blanco y con recursos. La lucha por el reconocimiento de las mujeres lesbianas, mujeres trans y hombres trans no ha sido sencilla, especialmente cuando incluimos las interseccionalidades o diferentes tipos de vulnerabilidades. Es muy diferente ser un hombre, blanco con dinero, a ser una mujer trans, campesina, en situación de discapacidad y sin recursos ¿no?

Por otro lado, aún son muchos los países en el mundo donde la homosexualidad es prohibida o castigada con pena de muerte. Las violencias son muchas, algunas han sido normalizadas o naturalizadas. Además, pese a los avances normativos que se han dado en América Latina en torno al tema, durante los últimos años, grupos fundamentalistas han iniciado una nueva cruzada en contra de las personas LGBTI. Esta cruzada ha tenido su bastión en las redes sociales, gracias a la distribución de noticias falsas, las conocidas fake news, las cuales han calado hasta el punto de poder destituir ministras, tumbar referendos por la paz y hasta poner presidentes (#JustSaying).
"No podemos olvidar las múltiples luchas que se han librado"
Melissa Monroy
Investigadora
Y aterrizando en Colombia, gracias a la Corte Constitucional, somos un país con una amplia carta de derechos; matrimonio, adopción, derechos patrimoniales, entre otros. Pero ¿de qué nos sirve eso si nos siguen matando y discriminando? Según las cifras de la ONG Colombia Diversa (2019), desde el año 1993 al 2017, en Colombia fueron asesinadas 1,134 personas LGBTI. Puede que a simple vista la cifra no sea alarmante, pero lo es si pensamos que esas personas fueron asesinadas únicamente por motivo de su orientación sexual o identidad de género.

De acuerdo con la anterior fuente, el 73% de estos homicidios sucedieron en zonas urbanas. Cabe destacar, que la información que se tiene sobre la violencia homofóbica y transfóbica en zonas rurales no es clara, ya que el conflicto armado colombiano acrecentó la vulnerabilidad de las personas LGBTI. Además, el informe ¡Basta ya!, del Centro Nacional de Memoria Histórica (2013), afirma que una de las dificultades para entender la violencia sexual durante el conflicto se debe a que se "han naturalizado la violencia contra la mujer y la población LGBTI, en especial la violencia sexual. La estigmatización y revictimización que ocurren tanto en ámbitos sociales como institucionales han inhibido la denuncia y silenciado estos hechos" (p. 77).

Con todo esto, quiero reivindicar que tenemos mucho de lo que podemos estar orgullosos. Las personas LGBTI deben sentirse orgullosas de que, pese a la discriminación, la violencia homofóbica, las mentiras de los grupos fundamentalistas, los prejuicios de género y demás, aún seguimos luchando. Seguimos reivindicando que somos personas, que somos capaces y que tenemos igualdad de derechos. El amor no debe ser motivo de odio, por lo tanto, esta reivindicación es una de las más hermosas del mundo, estamos orgullosas porque nuestra lucha es el derecho a amar y a amarnos tal y como somos.

Para finalizar, en junio de 1998, la revista Next le preguntó al afamado director de cine queer John Waters, qué es el gay pride (Dreamland News, 2019), a lo que él contestó "Si podemos reírnos de las peores cosas que nos suceden debido a nuestra sexualidad, seremos la más fuerte de todas las minorías, orgullosos de ser ilegales, orgullosos de no ser como los demás" (par. 5). En eso concuerdo con Waters, el orgullo es una celebración de la resiliencia, la diferencia y la persistencia.

Referencias:

Centro Nacional de Memoria Histórica (2013). ¡Basta Ya! Bogotá: Imprenta Nacional.
Colombia Diversa (18 de junio de 2019). Colombia Diversa. Obtenido de Cifras Nacionales: https://colombiadiversa.org/base-datos/nacional/
Dreamland News (18 de junio de 2019). Dreamland News. Obtenido de Mondo Pride: an interview with John Waters by Derek de Koff: http://www.dreamlandnews.com/print/articles/mondopride.shtml

Noticias relacionadas

Monumento de varillas forma la cara de Nelson Mandela.
10/12/2019

Lecciones de la visita del juez sudafricano, Edwin Cameron a la Universidad de Los Andes.

Ver más
Angelika Rettberg, profesora del Departamento de Ciencia Política de Los Andes
15/11/2019

A tres años de firmado el acuerdo entre el Gobierno de Colombia y las Farc, ¿cuál es el estado de la paz colombiana y cuáles son los pronósticos?

Ver más
Hombre con la bandera de Sudáfrica de fondo.
29/10/2019

El juez sudafricano Edwin Cameron visita la Universidad de los Andes. Siga el streaming desde las 2:30 p.m.

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin