El uniandino escogido por la Fundación Obama

Foto de Pedro Oswaldo Hernández Becario Fundación Obama
Pedro Hernández es la primera persona de su núcleo familiar en graduarse de la universidad. La Fundación de Barck y Michelle Obama decidió aporstar por su talento.
25/11/2019
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

‘¿Dónde estaré yo en un par de años?’. Esta pregunta ha rondado la cabeza de Pedro Oswaldo Hernández Santamaría desde que se enteró de que había sido becado para estudiar la Maestría en Desarrollo Internacional y Política en la Escuela de Políticas Públicas Harris, de la Universidad de Chicago.

Este economista y politólogo de la Universidad de los Andes fue elegido para hacer parte del programa dirigido a apoyar a la próxima generación de líderes a nivel global, jóvenes que están impactando sus comunidades en áreas diversas. De hecho, entre las experiencias que vivirá están un encuentro con el expresidente de los Estados Unidos Barack Obama y la oportunidad de compartir conocimientos con jóvenes de países como Nepal, China, Sudán del Sur, Mozambique, Israel, Palestina, Nigeria, Zimbabue, Kenia, Brasil, México, Perú, Jordania, Georgia, Camboya, Filipinas, India y Pakistán.
 

Pedro viajó a Estados Unidos en agosto de 2019 y ya se encuentra cursando su maestría en Harris.
Foto: Víctor Fuentes

El camino para llegar a esto no ha sido fácil, pero está lleno de pasos de gigante. Hernández fue beneficiario del programa Quiero Estudiar, obtuvo grado cum laude y tiene opción en Gobierno y en Desarrollo de la Escuela de Gobierno y del Cider. En su experiencia profesional ha trabajado en la Presidencia de la República, el Ministerio de Hacienda, el Banco de la República y el Dane. También fue profesor complementario en Los Andes y participó en varios proyectos de investigación de la Universidad.

Mucho antes de eso, cuando estudiaba en el Instituto Técnico Industrial Francisco José de Caldas, en Bogotá, comenzó a interesarse por su futuro académico, pues sus papás no tuvieron la oportunidad de ir a la universidad y solo su mamá se había graduado de bachillerato. Él quería darles el orgullo de acceder a educación superior. “Tenía como meta pasar a la universidad pública, pero también pensaba que, si no salía ese plan, me iba al Sena”, cuenta Pedro.

Destino: Los Andes

Sin embargo, sus planes cambiaron cuando se cruzó con un afiche de la Universidad de los Andes que le llamó la atención, un recuerdo indeleble. “Creo que lo que me atrajo de esa imagen fue la gente acostada en el prado junto a la estatua de El Bobo”, agrega.

Llevado por la curiosidad, Pedro contactó a la oficina de Admisiones para indagar sobre oportunidades para estudiar ahí y le respondieron contándole sobre la importancia del Icfes, como se llamaban anteriormente las pruebas de Estado, para poder aplicar a opciones de financiación. En ese momento, decidió prepararse para ingresar a ese campus que tanto le atraía a través de fotos.

Tras completar el proceso, Pedro fue admitido a Los Andes y a Quiero Estudiar. Pero además obtuvo un cupo en la universidad pública y ahí enfrentó un dilema. Una visita al campus de Uniandes, donde vio el famoso pasto del afiche que le había gustado, selló su destino. “Supe que este era mi lugar. Me sentí parte de él, allí me sentí muy bien”, afirma.

El comienzo en la Universidad fue duro, pues se consideraba en desventaja al no conocer a nadie, o incluso cuando se trataba de matemáticas o inglés.  Esto lo percibía hasta en las situaciones más sencillas: “Inscribiendo cursos, noté la diferencia. Cuando les preguntaba a mis compañeros por qué prefirieron a un profesor y no a otro, me contaban que fue por recomendación de algún amigo. Yo, en cambio, estaba a ciegas; no tenía a quién preguntar”.

Con los meses fue sintiéndose más cómodo, especialmente cuando descubrió el reconocimiento que representaba ser beneficiario de Quiero Estudiar y cuánto los miembros de la comunidad uniandina admiraban a quienes hacían parte de ese programa. “Si fuera usted, estaría orgullosísimo. Felicitaciones, eso que logró no es fácil”, le dijo un compañero de inglés cuando le contó cómo había logrado entrar. Eso era lo que Pedro necesitaba escuchar para sentir confianza y desarrollar su potencial.

Su desempeño durante la carrera se convirtió en su carta de presentación para el mundo laboral. Gracias a eso logró vincularse al sector público y convertirse en un perfil atractivo para la Fundación Obama. Según explica, “la apuesta de ellos es conectar a personas de todo el mundo, tanto gente con mucha experiencia como chicos que están luchando por sus comunidades, por su país o por hacer empresa”.

La noticia de la beca de Pedro no solo se ha convertido en un orgullo para Los Andes, sino para sus amigos y familiares. “Esta oportunidad que me gané es una felicidad muy grande para mis padres”, cuenta con satisfacción.

El también politólogo aconsejó a quienes quieran aspirar a estas opciones de estudio que se tracen metas claras que generen impacto en la sociedad. “Mi deseo es que chicos y chicas de cualquier rincón del país, en especial quienes estudian en colegios públicos, se animen a profundizar en su educación a pesar de las circunstancias que los rodean. Una historia como la mía no debería ser la excepción a la regla. A pesar de todas las dificultades que nos puedan rodear, vale la pena creer que es posible. Quizás, creerlo es la parte más difícil de todo”, puntualiza.

Yo no sabía nada de Los Andes. Ni siquiera si era buena o mala, cara o barata.
Pedro Hernández

La Fundación Obama capacitará a Pedro para llevar a otro nivel su trayectoria profesional y compromiso de servicio, conectarlo con una poderosa red de contactos enfocada en promover el cambio a través del liderazgo basado en valores e identificar soluciones innovadoras a problemas globales complejos.

A los jóvenes que obtuvieron la beca para la Universidad de Chicago les dieron la oportunidad de reforzar su inglés y participar en un campamento de matemáticas.

Pedro viajó a Estados Unidos en agosto de 2019 y ya se encuentra cursando su maestría en Harris.

Noticias relacionadas

Niña con sombrero wayú
04/12/2019

La Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes donó 1.100 millones de pesos para la educación en la región.

Ver más
Teclado de computador con una tecla roja con un corazón
29/11/2019

En la semana del Cyber Monday cambiemos la vida de los estudiantes del Caribe. Comprando al precio de siempre, Amazon aportará 0.5 % al programa Pa' l

Ver más
Foto de la estudiante Mayra Barrios en el campus de Uniandes
25/11/2019

Mayra Catalina Barrios Mesa hace parte de la primera generación de estudiantes del Litoral Pacífico colombiano que cursa su carrera en Uniandes, graci

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin