Víctor Andrés Restrepo Rivera, grado ´Summa cum Laude´

Víctor Andrés Restrepo Rivera, estudiante que recibió la distinción ´Summa cum Laude´.
Víctor Andrés Restrepo Rivera, recibió la distinción ´Summa cum Laude´ durante la ceremonia de grados de pregrado 2018-1.
20/06/2018
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
“Tengo una gratitud infinita hacia profesores que, tanto en el colegio como en la Universidad, me apoyaron emocionalmente, nutrieron mis intereses, fueron amigos, se preocuparon sinceramente por mi bienestar, me enseñaron a pensar de manera estructurada y me animaron a ser mejor persona. Profeso además un gran amor repleto de gratitud por aquel pequeño puñado de personas que ha estado siempre ahí para mí y con quienes me he llenado de las experiencias que hacen la pena existir”.

Carrera: Historia,  opción en Sociología.
Nombre del proyecto de grado: De modelos liberales y proyectos populares: La revolución liberal en Santiago de Cali, 1848-1854.
Promedio de la carrera: 4.78

Desde su paso por el Colegio Hacienda los Alcaparros, Victor ha sido reconocido por su excelencia académica, allí recibió el Árbol de Alcaparros. Ya en la Universidad fue galardonado con la Distinción de Excelencia Semestral en 2015, 2016 y 2017 y con la Distinción Ramón de Zubiría en 2016 y 2017. 

Victor destaca que la Universidad fue el medio que le permitió formarse rigurosamente para pensar, escribir y analizar de manera compleja y organizada, además dice: “Mis profesores y compañeros me abrieron la mente al mostrarme muchas formas de ser en el mundo. También alimentaron la confianza en mí y el gusto por el humanismo, mientras me enseñaban la importancia de la amistad”. 

Además, reconoce que sobre todos sus valores institucionales la Universidad de los Andes defiende la libertad intelectual. Al respecto menciona: “Es un espacio en el que se puede ser interdisciplinario y crítico, lo cual es fundamental para un mejor mañana”.

Actualmente Victor trabaja como profesor particular de meditación y colabora en Dunna, una organización que lleva el Yoga a miles de personas en situaciones vulnerables. Su pasión por la meditación le dirige sus planes más próximos, “dar y recibir clases en esta área es siempre profundo, bello y lleno de sentido. A través de la enseñanza crece la empatía, el amor y la voluntad de servir”.  Eventualmente piensa salir del país y continuar su educación, ya sea en el campo de la meditación o en un programa de maestría.

Para los futuros historiadores Victor extiende el siguiente mensaje: “abran sus mentes, pregúntense por las razones para sus posiciones intelectuales y políticas, sean flexibles, permítanse la incertidumbre, venzan el miedo que nos impide soltar visiones del mundo osificadas en nuestras almas. La historia les enseñará a pensar y analizar de manera rigurosa, pero sobre todo pondrá en evidencia el abanico de posibilidades de la vida humana”.

Y para quienes no se deciden aún por una carrera, les aconseja: “estudien algo que en verdad los mueva y los nutra, algo que le dé sentido a su vida y les permita levantarse sonrientes por las mañanas. Vivir en modo automático, vivir sin cuestionarse hasta lo más profundo, vivir por cumplir el protocolo; eso es realmente existir de manera tibia y cada segundo es muy valioso para dejarlo escurrir”.


 

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin