Retos de Uniandes: palabras de Diego Pizano Salazar

juramento, rector Uniandes, Consejo Superior Uniandes, Pablo Navas

Diego Pizano Salazar, presidente del Consejo Superior de Los Andes, toma juramento al nuevo rector, Pablo Navas, durante su posesión

11/02/2011
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Intervención del presidente del Consejo Superior de la Universidad de los Andes durante la posesión de Pablo Navas como nuevo rector este 1 de noviembre.

Estamos aquí para dar posesión en una austera y sencilla ceremonia al nuevo rector de la Universidad, el doctor Pablo Navas Sanz de Santamaría. Para comenzar, permítanme una breve explicación de cómo fue el proceso de elección. 

En Enero de 2011, el doctor Angulo anunció que no estaba interesado en someter su nombre para un nuevo período y que se retiraría a finales de octubre. El Consejo Superior lamentó la decisión, ya que el rector venía adelantando una gran gestión, pero entendió que después de estar vinculado a la Universidad por más de 45 años y luego de 14 años de intensa labor en la Rectoría, el doctor Carlos merecía un ritmo de trabajo un poco más relajado.

Me correspondió el honor de presidir el Comité de Nominación, que tuvo como mandato buscar candidatos idóneos para la Rectoría. El Comité examinó con detenimiento numerosas hojas de vida, adelantó consultas con diversos estamentos de la comunidad uniandina y después de cuatro meses de trabajo y de entrevistas en profundidad, logró conformar una terna compuesta por tres distinguidos profesionales de reconocida experiencia y trayectoria y que se han destacado por su vocación de servicio.

Los estatutos de la Universidad son claros en señalar que el Rector es el representante legal de la institución y le corresponde dirigir académica, administrativa y financieramente a la entidad, de conformidad con las políticas y decisiones del Consejo Superior y del Comité Directivo.

Los estatutos agregan que para desempeñar el cargo de Rector se requiere acreditar una meritoria trayectoria en el campo de la educación o una amplia experiencia en el ejercicio de actividades públicas o privadas, y comprobados merecimientos en el servicio a la comunidad. El Consejo Superior reconoció el alto nivel de los candidatos de la terna y en su sesión del 15 de Junio de 2011 eligió como nuevo rector al doctor Pablo Navas Sanz de Santamaría, por considerar que era la persona más adecuada para darle continuidad a la gran gestión que desarrolló el doctor Carlos Angulo en estos últimos 14 años. En el proceso de consultas que adelantó el Comité de Nominación surgieron temas de la mayor importancia. Permítanme hacer una breve referencia a algunos de ellos. 

En primer lugar, se hizo mucho énfasis en que el nuevo Rector debería tener como una de sus grandes prioridades la de consolidar el proceso de transformación de la entidad hacia una Universidad de docencia e investigación, manteniendo y reforzando la excelencia en los programas de pregrado y de formación general. El desarrollo intelectual y moral de todos los estudiantes tiene que seguir teniendo una alta prioridad. También se registró un consenso en el sentido que el nuevo Rector debe llevar a la Universidad a la acreditación internacional y debe conseguir los recursos (con el apoyo del Consejo Superior y de toda la comunidad uniandina) para implementar el Plan de Desarrollo Integral 2010-2015. Se recomendó también en forma insistente la necesidad de impulsar los estudios interdisciplinarios y la presencia más activa de la Universidad en el análisis y debate de los grandes problemas nacionales. Otro aspecto que fue objeto de especial atención fue el relativo a la internacionalización entendida en un sentido amplio. Se trata no solamente de intercambiar profesores y estudiantes con centros de excelencia del exterior sino además adelantar investigaciones sobre grandes tendencias mundiales y desarrollar una mentalidad de tipo global por parte de los estudiantes. En cuanto al tema relacionado con la planta física se reconocieron los avances logrados pero se señalaron preocupantes deficiencias especialmente en las áreas de Arquitectura, Arte, Diseño, Música y Humanidades. Finalmente se destacó que los Andes había logrado conformar un cuerpo profesoral de muy alto nivel y que este era un activo muy valioso de la Universidad. 

Dicen que un profesor norteamericano que dedicó toda su vida a reformar el sistema de salud pública de su país, falleció a los 90 años y al llegar al cielo le preguntó a Dios: Señor, ¿veremos algún día una reforma estructural del sistema de salud pública de los Estados Unidos? Dios le respondió: Creo que sí, pero me temo que ya no será durante mi existencia.

En el caso de Colombia, los fundadores de los Andes  le apostaron a la creación de un modelo educativo innovador, que ha mostrado ser viable y que ha tenido un importante impacto nacional. La educación requiere sin duda un horizonte de largo plazo, como lo dije en el homenaje al Rector Angulo hace unos días. Pero creo que no hemos tenido que esperar una eternidad para ver resultados. La gestión del doctor Carlos, que contó con el apoyo de todos los estamentos de la Universidad, nos indica que es posible lograr transformaciones positivas de alto impacto en períodos de 10 a 15 años. El nuevo Rector tiene como uno de sus grandes retos continuar este proceso dinámico de transformación, construyendo sobre lo construido. 

Conozco a Pablo Navas desde hace más de 45 años y puedo afirmar sin lugar a exageraciones que desde la más temprana edad mostró un especial interés por la educación. Cuando estábamos en bachillerato era el presidente del Consejo Estudiantil, capitán del equipo de baloncesto y destacado alumno. En 1968 entró a estudiar ingeniería en la Universidad de Cornell y tomó un curso en 1971 de cómo enseñar ciencias naturales en colegios de secundaria. Cuando regresó al país en 1972, el Padre Francis, rector del Colegio San Carlos y quien hoy nos acompaña, tuvo la audacia de ponerlo a enseñar física y a los pocos meses lo nombró vicerrector. ¡En ese entonces solo contaba con 23 años! A partir de ese momento siempre ha tenido vinculación con el sector educativo. Formó parte del grupo que promovió la creación del Colegio Los Nogales, ha sido miembro largos años de la Junta del Colegio San Carlos y ha participado activamente en el proceso de desarrollo de la Alianza Educativa. En el caso de los Andes ha sido miembro muy activo del Consejo Superior desde 1984 y ha sido vicepresidente y presidente del mismo. En los últimos años venía coordinando el Comité de Consecución de recursos de la Universidad y en este frente ha logrado importantes resultados. Trabaja en equipo, sabe escuchar, respeta profundamente el trabajo de los profesores y los investigadores. Cuenta con una importante experiencia gerencial y ha sido miembro de numerosas juntas directivas. En el campo de la investigación, dedicó ocho años a preparar un libro sobre el pintor norteamericano Frederic Church, que obtuvo el premio del mejor libro bilingüe del ‘Bookexpo’ de Nueva York en 2010.

Conozco al doctor Navas desde hace muchos años y por eso puedo afirmar que tiene los pies sobre la tierra, tiene sentido común (que como sabemos es poco común) y pertenece a la escuela del realismo. Esto me recuerda lo que decía Winston Churchill, uno de los estadistas más destacados del siglo XX:

“Algunos de mis primos que tuvieron el privilegio de recibir una buena educación universitaria me dicen que todo es subjetivo y que la realidad externa es ficticia. Yo les diría que los rayos del sol pueden ser detectados por instrumentos técnicos sin ninguna intervención humana… Si mis primos metafísicos dudan de la existencia del sol, les recomiendo que viajen allá y comprueben que sí existe y es caliente como el infierno” (1 ). 

Tuve el privilegio de conocer en Inglaterra al profesor Karl Popper, considerado como uno de los grandes filósofos de la ciencia del siglo XX y él decía que este argumento de Churchill a favor del realismo era claro y persuasivo (2). Al doctor Navas le recomiendo seguir siendo realista y no dudar de la existencia del sol.

En nombre del Consejo Superior y de la comunidad uniandina le doy la más cordial y calurosa bienvenida al nuevo Rector.

Le deseo, doctor Navas el mejor de los éxitos en sus actividades. Tiene usted una gran responsabilidad en los próximos años. 

Notas bibliográficas

(1) Este texto forma parte del libro de Winston Churchill, My Early Life. London, Macmillan, 1944. Esta cita ha sido condensada y traducida por el autor de estas notas.

(2) Ver Karl Popper, Objective Knowledge. Oxford, 1972

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin