“Resiliencia es reinventarse para seguir construyendo”

Nathalie Jacob reconstruyó su vida luego de ser operada de un tumor cerebral.
Nathalie Jacob reconstruyó su vida luego de ser operada de un tumor cerebral.
Nathalie Jacob reconstruyó su vida luego de ser operada de un tumor cerebral.
23/05/2019
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
Sin desmoronarse, así reconstruyó Nathalie Jacob su vida. Una egresada uniandina que en el 2015 fue operada por un tumor cerebral. Tras la intervención, con 33 años, esta administradora de empresas no solo tuvo que dejar su mayor pasión, el mercadeo; sino darle un giro por completo a su vida.

Jacob recorrió el mundo estudiando y trabajando para diferentes empresas. “Era una adicta al trabajo. Solo pensaba en eso. Pero me apareció un tumor que me tuve que operar de inmediato. Para mí era un procedimiento rápido. Sin embargo, al despertar había perdido mi coeficiente, había olvidado leer y escribir. Así arrancó la historia de resiliencia más grande de mi vida”, narró durante una charla en el segundo Día de la Solidaridad, de la Universidad de los Andes.

Empezar de cero implicó para ella asumir que ya no podía dedicar sus días a los análisis de mercado, quedarse sin trabajo y entender que había perdido parte de su visión; y que esa iba a ser su nueva vida.

En un hospital, Nathalie se prometió volver a leer y a escribir, aunque los intentos diarios mostraran que no iba a ser posible.

Las terapias le tomaron horas, días y años. Y finalmente, cumplió su promesa: volvió a leer y a escribir.
 

 
“Narrar lo que había sido mi experiencia, mis vivencias, mis dolores y mis alegrías en un papel se convirtió en una terapia que me empezó a sanar”, contó en el auditorio Mario Laserna frente a un público de estudiantes y egresados. Durante la charla, la administradora sostuvo un libro con el número 8, la prueba escrita de su historia de resiliencia.

- ¿En qué año naciste?- preguntaba el médico que la operó.
- En 1800- decía ella entre risas
- ¿Qué número ves en esa puerta?
- ¡8! –respondía.

“Para mí todo era 8 y contestar me causaba mucha risa. Era como volver a ser una niña. De ahí la portada de mi libro: ‘8: Redescubriendo la vida después de un tumor cerebral’”, agregó.

¿Cómo reinventar su vida? Era la pregunta que se hacía a diario. Lo único que sabía era que debía pararse y seguir luchando. Su terquedad, relató, se convirtió en resiliencia. Al final lo importante era seguir siendo feliz.

Ayudar a los otros se convirtió para esta mujer en su nuevo faro: Creó tres grupos de apoyo para pacientes de tumores cerebrales y sus familiares, para apoyar a mujeres que crean sus negocios desde casa y una plataforma de ayuda para mujeres que se están iniciando en la crianza.

A Nathalie no se le borra la sonrisa de su rostro. Es feliz con la vida que reinventó y con el propósito de mejorar la de los demás. Vive a diario sabiendo que puede volver a afrontar dificultades, pero en el fondo tiene el firme convencimiento de pararse y seguir construyendo.


“La resiliencia es tener flexibilidad mental para reinventarte, revisar tus objetivos y aquello que te trae felicidad y que le da sentido a tu vida; y que te dará la fuerza que necesitas para seguir construyendo el camino de tu vida si surgen obstáculos. No solo esperes momentos mejores, trabaja por ellos y has que se vuelvan realidad. La vida no te sucede a ti, tú haces que suceda”

Fragmento del libro: ‘8: Redescubriendo la vida después de un tumor cerebral’, Nathalie Jacob.
 

​​​​​​​

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin