Donar A

Donar

logo-Quiero-Estudiar

Transformando vidas a través de una cámara fotográfica

Mario Enrique Palacio, donante de Quiero Estudiar y fotógrafo de ceremonias en la Universidad de los Andes.
Mario Enrique Palacio, donante de Quiero Estudiar y fotógrafo de ceremonias en la Universidad de los Andes. 
Mario Enrique Palacio, donante de Quiero Estudiar y fotógrafo de ceremonias en la Universidad de los Andes.
Mario Enrique Palacio, donante de Quiero Estudiar y fotógrafo de ceremonias en la Universidad de los Andes.

Mario Enrique Palacio, donante de Quiero Estudiar y fotógrafo en Los Andes, captura con su lente la felicidad de estudiantes recién egresados y con su donación apoya el futuro de muchos más.

Desde 1986, en cada ceremonia de grados de la Universidad de los Andes, la cámara de Mario Enrique Palacio ha estado presente para capturar los mejores momentos de cada uno de los graduandos y sus familias.

Con más de 30 años de experiencia, la lente de Mario Enrique ha captado diversas generaciones de profesionales que, luego de obtener sus títulos, salieron a liderar al país desde diferentes ángulos del panorama nacional.

“Uno conoce a los muchachos desde que inician en la Universidad y se da cuenta de que muchos de ellos alcanzaron un futuro prometedor como ministros o grandes ejecutivos de diferentes compañías. Son personas que no solo han sobresalido en Colombia, sino también en el exterior", dice Mario Enrique, quien afirma también sentirse orgulloso de haber sido testigo de esos momentos determinantes en las vidas de tantas personas. “Es bonito ver la felicidad de esas personas que un día tenían un sueño, lo alcanzaron y hoy están tratando de construir un mejor país”, añade.

Con esa alegría en mente y con ganas de ayudar a que más jóvenes pudieran cumplir su sueño de estudiar en Los Andes, Mario Enrique decidió buscar la forma de apoyar. "Un día me enteré del programa Quiero Estudiar y me pareció una causa noble. Creí que así como uno recibe tiene que dar, pero no hay que dar de lo que sobra, hay que hacer un esfuerzo para apoyar iniciativas como esta", afirma.

Luego de donar por primera vez a Quiero Estudiar y de saber que gracias a su aporte más jóvenes talentosos podían ingresar a Los Andes, Mario quedó con ganas de más y se convirtió en un donante frecuente del programa. Para él, “poder dar es muy gratificante. Quisiera dar más (…) Invertir en educación es la mejor decisión que uno puede tomar”.

En cada ceremonia que inmortaliza con su cámara, Mario es testigo de los beneficiarios de Quiero Estudiar que se gradúan gracias a su aporte. Con alegría y orgullo comenta cómo en los grados tiene la oportunidad de hablar con ellos y recibir su gratitud: “me dicen que quieren apoyar también para que otros lo logren. Esas palabras me generan una felicidad grandísima”.

Mario Enrique es consciente de que cada esfuerzo cuenta y sabe que aún existen muchas personas con talento y recursos limitados para acceder a educación superior de calidad. Por eso, invita a todas las personas, sin importar su nivel de ingresos, a donar a programas como Quiero Estudiar. “Así sea desde 10.000 pesos, los invito a que lo hagan y ayuden a sacar a este país adelante a través de la educación", concluye.

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin