¿Y los trabajadores de tiempo parcial?

Dos retratos de señoras que atienden un negocio.
Óscar Becerra, profesor de la Facultad de Economía, analiza la actual situación de los trabajadores de tiempo parcial frente al sistema contributivo de seguridad social.
27/09/2017
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
Por: Óscar Becerra
Profesor Asistente, Facultad de Economía
Ph.D. en Economía, University of British Columbia

Tomado de: http://lasillavacia.com/blogs/y-los-trabajadores-de-tiempo-parcial-62499

Las jornadas de trabajo de tiempo parcial son una alternativa deseable para algunas personas y empresas. Por ejemplo, estudiantes que necesitan generar ingresos para financiar sus gastos, o madres y padres que necesitan tiempo para atender sus responsabilidades familiares, son personas que necesitan y valoran la flexibilidad horaria. De la misma forma, algunas empresas pueden encontrar en el trabajo de tiempo parcial una alternativa cuando la escala de producción o la etapa del ciclo económico hace inviable contratar un trabajador de tiempo completo.

A pesar de este tipo de ventajas, la realidad de los trabajadores de tiempo parcial colombianos se encuentra marcada por una amplia desprotección de sus derechos como trabajadores.

De acuerdo con datos la Gran Encuesta Integrada de Hogares del primer semestre de 2017, los trabajadores de tiempo parcial (personas trabajando menos de 30 horas por semana) representaron alrededor de 14 por ciento del empleo urbano en Colombia. Si bien esta cifra es similar a la de otros países (la tasa de empleo parcial promedio para las economías de la OCDE fue 17 por ciento en 2015[i]), las condiciones en que estos trabajadores de tiempo parcial se desempeñan muestra un panorama preocupante.

En particular, los empleos de tiempo parcial en el país se encuentran por fuera del sistema contributivo de seguridad social.

Entre los trabajadores de tiempo parcial, 91 por ciento reportaron no estar contribuyendo al sistema de pensiones en el primer semestre de 2017 y 50 por ciento se encuentran cubiertos por el régimen subsidiado de salud. Consistente con este hecho, sólo 6 por ciento de los trabajadores de tiempo parcial reportaron tener un contrato de trabajo escrito, cifra considerablemente más baja que la de los trabajadores de tiempo completo (45 por ciento).

No obstante, las notables diferencias entre las condiciones de contratación y beneficios no se ven reflejadas en el salario por hora recibido por los trabajadores.

Una vez se comparan trabajadores de características similares (educación, edad, género, y región), no existen diferencias significativas entre el salario por hora promedio de trabajadores tiempo completo y de tiempo parcial. Este resultado sugiere que el costo en el que incurren los trabajadores de tiempo parcial se encuentra asociado a la pérdida de los beneficios no monetarios que proveen los trabajos que cumplen con toda la regulación laboral.

Remediar la baja tasa de cobertura del sistema contributivo en los trabajos de tiempo parcial requiere una mayor difusión y una mejor aplicabilidad de las normas ya existentes con respecto a los trabajadores de tiempo parcial.

Desde 2013, la ley colombiana permite que las contribuciones a pensión y cajas de compensación de trabajadores de tiempo parcial sean proporcionales a la duración de su jornada (25, 50 y 75 por ciento de la contribución de un trabajador tiempo completo).

Por el lado de los trabajadores independientes, la extensión de programas como el de Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) contribuyen a una mayor protección para cuando alcancen la edad de retiro.

Si bien estos cambios en regulación han sido un avance, es importante socializar más estos aspectos de la regulación para que tanto trabajadores como empleadores puedan entrar al circuito del sector contributivo. Todos estos esfuerzos por parte del gobierno nacional son valiosos, ahora es tiempo de empezar a llevarlos a la práctica.

Noticias relacionadas

Fachada de la Fundación Santa Fe y su alianza con la Universidad de los Andes
18/10/2017

Con esto se da continuidad a esta relación de trabajo cercano entre ambas partes, en beneficio de la educación, innovación y gestión del conocimiento

Ver más
El índice de pobreza multidimensional en esta zona de Nariño está cerca del 80%.
17/10/2017

Hernando Zuleta, director del Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas de Los Andes, analiza la actualidad de esta ciudad nariñense.

Ver más
Richard Thaler de la Universidad de Chicago fue premiado por su contribución a la economía del comportamiento.
11/10/2017

El aporte del economista es el de llevar a la práctica de las políticas públicas lo que él ha denominado la arquitectura de las decisiones. Análisis d

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin