Ombudsperson: ¿qué?, quién?, ¿cómo?...

margarita gomez ordonez ombudsperson

Margarita Gómez Ordóñez, ombudsperson de la Universidad de los Andes

07/06/2013
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Por: Andrés Felipe Rodríguez
af.rodriguez560@uniandes.edu.co

Nota tomada del periódico EnDeuda

Cuántas veces hemos tenido un problema con un profesor o inconvenientes realizando un trámite en la Universidad y no sabemos a dónde ir en busca de una solución. La recién nombrada Ombudsperson cuenta que dentro de los “más o menos” 40 casos que ha atendido en unas pocas semanas de funcionamiento, son varios los estudiantes que llegan con esta duda, y en su oficina se ha buscado la mejor solución a cada problema.
Este cargo que entró en vigencia este año, ya está institucionalizado en muchas universidades en el mundo y busca ayudar a los miembros de cada comunidad a encontrar soluciones a diversos problemas y de distintas índoles. Universidades como Harvard, Princeton, Cornell entre muchas otras, tienen oficina de Ombuds.

¿Qué caracteriza la oficina del Ombudsperson en la Universidad de los Andes?
Lo primero es la función que va a desempeñar en la comunidad uniandina. Dentro de las labores que están a cargo del Ombudsperson se encuentra el atender consultas de los miembros de la comunidad; tanto de estudiantes como de profesores y del personal de servicios generales (o apoyo institucional).

Adicionalmente, esta oficina ofrece un servicio de guía sobre cómo manejar situaciones académicas, administrativas o disciplinarias; siempre acompañando el proceso, evitando conflictos y sin saltarse el conducto regular. Al hablar con EnDeuda, la Ombudsperson (Margarita María Gómez) hizo hincapié en que ella no acusa ni defiende a nadie. Su labor consiste en ser un canal de comunicación eficiente en la búsqueda de soluciones. Por otro lado, al preguntarle sobre qué tanto se está tomando como ejemplo a instituciones internacionales a la hora de definir las funciones de esta nueva oficina, ella aclaró que no se pretende copiar un cargo institucionalizado en universidades del exterior. Destacó que la idea es tomar la figura y aprender de los casos de éxito, siempre adecuando la figura a las necesidades de la Universidad de los Andes.

Lo segundo que caracteriza a esta oficina es la persona que está detrás de este extraño nombre. María Margarita Gómez es abogada y profesora asociada que ha pasado por cargos administrativos como la Secretaría General de la universidad y la Dirección de Recursos Humanos. Esto evidencia cierto balance entre lo administrativo y lo académico y permite resaltar el perfil con el que fue escogida la persona para ocupar este cargo; siempre pensando en que la función que va a desempeñar necesita manejar tanto ambientes educativos y de formación estudiantil cómo ambientes de trabajo y administrativos.

Como tercer y más importante característica está el proyecto de universidad que tiene por detrás la oficina del Ombudsperson. Aunque tiene metas claras y labores especificas con las que se espera ayudar a los estudiantes, también pretende avanzar en un proyecto de vida universitaria que la Universidad quiere instaurar. Margarita nos cuenta cómo la idea del rector Navas con el cargo es hacer más amable la estadía de los estudiantes en la Universidad. Ofrecerle a toda la comunidad uniandina un espacio para dialogar con alguien interesado en sus problemas y comprometido a ayudar. Esto, para Margarita, crea un mensaje institucional: importan el estudiante, el profesor y el empleado de apoyo institucional.

Este mensaje vale la pena rescatarlo, pues si bien la oficina del Ombudsperson puede ser de mucha ayuda para casos particulares, la labor que quiere cumplir responde a inconformidades, al menos por parte de los estudiantes. Comentarios como que “los estudiantes de Los Andes solo somos un número, un código asociado a un promedio” son frecuentes y para sorpresa de muchos -o pocos- la Universidad sí está consciente de esta inconformidad y trata de darle solución.

Pero encontrarla impone definir el problema. ¿Hasta qué punto el aprovechamiento y la gratificación que recibe el estudiante por permanecer en la Universidad depende lo que pueda ofrecer la oficina del Ombudsperson y no de factores más complejos como la constante competencia en promedios o la soledad que puede enfrentar estudiante en la Universidad?. Esta es una pregunta muy difícil de responder y evidencia el gran reto que tiene esta recién instaurada oficina al pretender avanzar en un proyecto de mejoramiento de la vida universitaria.

Sin embargo, la oficina del Ombudsperson es un buen punto de partida pues tiene funciones que seguro le están siendo y le serán útiles a más de uno. Puede que el problema que intente abordar a gran escala sea bastante complejo, pero seguro que este cargo generará cambios, así sean pequeños, en la forma en la que todos los uniandinos nos relacionamos con nuestro entorno universitario.

Noticias relacionadas

Séneca y su nueva imagen
14/12/2016

Séneca y el diseñador de su nueva cara, Jonathan Estrada, para celebrar los 68 años de vida de Los Andes (2016).

Ver más
Séneca, mascota de la Universidad de los Andes
19/10/2017

Séneca, macho cabrío, llegó a Los Andes a finales de los cuarenta para convertirse en la mascota de la Universidad.

Ver más
Marihuana medicinal
18/10/2017

Análisis de Augusto Pérez, doctor en Psicología de la Universidad de Lovaina, Bélgica y profesor de la Facultad de Medicina de Los Andes.

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin