Sala del Silencio, un espacio para meditar y reflexionar

Sala del Silencio Universidad de los Andes
Los usuarios pueden disfrutar de este espacio de 6:30 a.m. a 8:30 p.m. 
Sala del Silencio Universidad de los Andes
La Sala del Silencio cuenta con libros de mandalas y colores.
foto del Arquitecto Willy Drews
 El arquitecto Willy Drews, y miembro del Consejo Superior de la Universidad de los Andes, realizó los diseños de la Sala del Silencio.
Inauguración Sala del Silencio
El rector Pablo Navas y el arquitecto Willy Drews presidieron la inauguración de la Sala del Silencio.
Entrada de la Sala del Silencio
Para hacer uso de la Sala del Silencio solo se requiere quitarse los zapatos y permanecer en silencio.
Entrada de la Sala del Silencio
La Sala del Silencio está ubicada al final del puente del Bloque C (piso 4), que comunica con la parte alta del campus.
Letrero Sala del silencio, Universidad de los Andes
Sala del Silencio Universidad de los Andes
Sala del Silencio Universidad de los Andes
foto del Arquitecto Willy Drews
Inauguración Sala del Silencio
Entrada de la Sala del Silencio
Entrada de la Sala del Silencio
11/12/2018
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
La Sala del Silencio abrió sus puertas para toda la comunidad uniandina. Es un espacio destinado para la meditación, la reflexión y la autoconexión. Su uso solo exige quitarse los zapatos y permanecer en silencio.

El diseño de la sala fue realizado por el arquitecto Willy Drews, miembro del Consejo Superior de la Universidad de los Andes.

Los usuarios pueden disfrutar del espacio entre 6:30 a.m. y 8:30 p.m. Para aquellos que prefieren encontrar relajación a través del coloreado, la sala cuenta con libros de mandalas y colores.

La Sala del Silencio está ubicada al final del puente del Bloque C (piso 4), que comunica con la parte alta del campus.

 
"Cuando la Universidad incorporó al Campus los terrenos de la cárcel de mujeres del Buen pastor y El Campito de san José, encontró dos capillas: una se convirtió en la biblioteca de Derecho y la otra en la de Arquitectura. Fue una victoria del conocimiento sobre lo espiritual.

La Sala del Silencio pretende recuperar para la comunidad Uniandina, y para el espíritu, el perdido espacio para pensar. Nuestra vida real es lo que nos sucede mientras la planeamos. Pero además tenemos una vida irreal. Es la de los sueños y los deseos, la de los proyectos y los recuerdos.

Esta sala es el reflejo de las dos vidas. Al ingresar y quitarnos los zapatos dejamos atrás lo andado, con la mente descalza, en esta sala delante del espejo, donde nos está sucediendo la vida. Pero también estamos en el espacio virtual, detrás del espejo, con nuestros pensamientos.

La Sala del Silencio los espera con sus dos vidas, acompañados por sus pensamientos y por el silencio".
Arquitecto Willy Drews, miembro del Consejo Superior
Universidad de los Andes

 

Es importante resaltar que la Sala del Silencio no es un espacio de estudio, ni tampoco está diseñada para emplearla para dormir. Es un ambiente que anima a la reflexión y a la introspección.

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin