Uniandinos ganan competencia internacional de seguridad alimentaria

Grupo de estudiantes universitaros, en el campus de Los Andes.
Grupo de estudiantes de la Universidad de los Andes y otras universidades que ganó la simulación Naspaa 2017.
05/04/2017
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

Convocados por el reto de proponer una política en seguridad alimentaria eficaz para cinco regiones del planeta, estudiantes de política pública y administración del mundo participaron en Naspaa -Batten Student Simulation Competition, el pasado 25 de febrero que en su versión 2017 dio como ganador a uno de los equipos integrados por alumnos de la Universidad de Los Andes.
La competencia que, entre otros aspectos, puso a prueba las capacidades de trabajo en equipo de los estudiantes, se cumplió de manera simultánea en universidades acreditadas por la red mundial de las mejores escuelas de asuntos públicos del mundo, Naspaa, en ocho ciudades del mundo: Maastricht, Nueva York, Washington D.C., Indianápolis, Phoenix, Seattle, Beijing y Bogotá, que tuvo como sede la Escuela de Gobierno de Los Andes.

En desarrollo del ‘simulation day’, como se conoce la competencia, los estudiantes se organizaron por equipos denominados ‘mundos’ y, según las reglas del juego, los integrantes de cada mundo asumieron roles semejantes a la realidad.

Por ejemplo, hubo directores de organizaciones no gubernamentales y oficiales para ejes temáticos como salud, medio ambiente y agricultura, entre otros, que aceptaron jugar con la responsabilidad política de diseñar programas efectivos en la erradicación del hambre en el Sudeste Asiático, África Oriental y Occidental, América del Sur y surocciente de Asia antes del 2030, para cumplir con el segundo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Cada equipo corrió la simulación utilizando un software diseñado por el Centro de Simulación de Liderazgo y Juego de la Escuela de Liderazgo y Políticas Públicas Frank Batten, en Virginia. Esta herramienta facilitó a los estudiantes las regiones a intervenir, datos sobre las mismas, las iniciativas para desarrollar en terreno y el costo de su puesta en marcha.
Diego Lucumí, director de la Maestría en Salud Pública de la Escuela de Gobierno, quien junto a los profesores Mónica Pachón y Mauricio Velásquez se cumplieron el papel de jueces locales, explicó que los estudiantes tuvieron cuatro rondas para planear, discutir, decidir y exponer la propuesta para impactar el problema.

Los jueces calificaron el desempeño de los jugadores, su capacidad de análisis, de discusión y el planteamiento de la propuesta final que se expuso ante los otros equipos y los jurados.
Al final, las propuestas de los mundos se presentaron ante los ‘súper jueces’ en la sede de Naspaa, en Virginia, Estados Unidos.

Sebastián Bitar, profesor asociado de la Escuela de Gobierno, destacó que los estudiantes “demostraron su capacidad de resolver sustantiva y creativamente los problemas, y evidenciaron que las soluciones no siempre son técnicas”. Del equipo ganador destacó su capacidad para entender que las respuestas a problemas globales deben acomodarse a las regiones.
“Tener la oportunidad de participar en un evento de semejante categoría y recibir un concepto tan grato por parte de los hacedores de política mundial, me hace sentir orgullosa de pertenecer a ésta Universidad”, escribió sobre su experiencia Angélica Pachón Bueno, estudiante de Maestría en Salud Pública, Universidad de los Andes.

El equipo ganador: Angélica Pachón, Damaris Rozo, Fabián David Camacho, Juan Camilo Villalobos, Juan Pablo Espinosa, Maritza Zela, Sandra Manotas y Susana Yabrudy de la Universidad de los Andes; Carlos Valadez y Francisco Esquivel de la Universidad de Guanajuato; Jineth Araujo y Sergio Peláez de la Universidad del Rosario; Juliana Díaz de la Universidad EAFIT, Laura Mora de la Universidad Externado y Sasha Zapata de la Universidad Roger Williams.

Para Diego Lucumí la simulación Naspaa es un ejercicio que deja aprendizajes muy valiosos: pone en juego las competencias analíticas, de comunicación, estratégicas, de liderazgo, de trabajo en equipo de los estudiantes, es una situación de reto en la que se aprovecha lo aprendido. También permite visibilizar el trabajo de la Escuela de Gobierno y de Los Andes en general: se aplican otras formas y metodologías de aprendizaje en clase, se estudian mecanismos para aproximarse a la realidad global y regional y nos permite aprender con otras escuelas del mundo.

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin