"El ciberacoso puede ser tan doloroso como recibir choques eléctricos": Pavle Zagorscak

05/10/2017
  • facebook
  • twitter
  • linkedin
Las relaciones virtuales son la moneda social que necesitamos hoy para sobrevivir. Lo asegura Pavle Zagorscak experto en ciberbullying e investigador de la Universidad Libre de Berlín.

Según Zagorscak, la forma más obvia de este tipo de agresión es la verbal, al enviar mensajes agresivos. No obstante, cada vez se generan nuevas formas de ciberbullying o ciberacoso, que muchas veces pasan desapercibidos por los padres o familiares del afectado. Una de ellas es el ciberbullying relacional, que se da a través de la relación con los otros. “Si varias personas de mi clase deciden dejar de ser mis amigos en Facebook, eso puede ser muy doloroso. Si alguien quiere destruir mi reputación puede regar rumores en Internet. Son ejemplos de agresiones en el ciberespacio”, dice el experto, quien agrega que los estudios han mostrado que estas prácticas de ciberacoso pueden llegar a ser tan dolorosas como recibir choques eléctricos.

La alteración de fotos, correos electrónicos o chats son otras formas en la que se agrede a través de medios electrónicos. “Se puede crear fácilmente un correo electrónico con el nombre de otra personas, por ejemplo, escribir un mail amenazante desde allí, y mostrarle el falso mensaje a alguien más”, dice.

El robo de identidad también sucede en edades tempranas. El investigador afirma que “compartir la contraseña se ha convertido en una señal de confianza entre las parejas adolescentes. Sin embargo, estas relaciones no suelen durar largo tiempo. Al romperse, pueden darse casos de robo de identidad”.

Lo que hace peligroso el ciberacoso

Aunque el bullying ha existido desde hace mucho tiempo, hay aspectos que hacen del ciberbullying algo mucho más agresivo y peligroso. Pavle Zagorscak señala que esos factores se relacionan con el alcance, la anonimidad y la no existencia de límites de espacio y tiempo.

Explican que en el bullying cara a cara, el afectado sabe quiénes son sus enemigos, quién lo amenaza, quién le hace daño. Pero, “imagínese que la víctima está en un salón con 30 personas y recibe un mensaje amenazante. Esta no sabe quiénes son sus amigos, no sabe en quién confiar”, dice Zagorscak.

Antes, el bullying usualmente pasaba en el colegio, cuando el niño regresaba a casa podía estar seguro por un rato, tener un ‘tiempo fuera’ de las experiencias negativas. Sin embargo, ahora, esto ya no es posible. El único momento cuando está a salvo es al dormir, pues independientemente del lugar donde se encuentre la víctima puede recibir todo tipo de mensajes o amenazas a través de dispositivos móviles.

Desarrollar la empatía, estrategia para prevenir el ciberacoso

Anja Schultze-Krumbholz, profesora de la Universidad Técnica de Berlín, y quien en conjunto con Pavle Zagorscak han creado e implementado con éxito el programa Ciberhéroes –que previene el ciberacoso– en colegios de Alemania, asegura que el recurso para prevenir y reducir este fenómeno es la empatía. Dice que la empatía protege en contra de todas las formas de agresión incluyendo el bullying tradicional y cyberbullying.

“Uno no nace con empatía, esta se desarrolla con el tiempo. La empatía es un músculo que se puede ejercitar y mejora entre más se ponga en práctica”, dice la investigadora. Es precisamente lo que hacen en el programa Ciberhéroes (Medienhelden) en colegios de escuela media en Alemania: enseñar empatía para combatir el acoso escolar.

Resalta que entender los sentimientos de otros y reaccionar adecuadamente es más fácil offline que online. “Cuando nos comunicamos en línea solo tenemos texto o emoticones. Es muy difícil interpretarlos, uno no sabe en qué tono fue escrito un texto. Los emoticones, por su parte, son muy limitados y no reflejan verdaderas emociones”. 

Los expertos, que estuvieron en la Universidad de los Andes presentando los resultados del programa, señalan que la clave está en promover la conexión entre las personas.

Algunos datos de interés sobre el ciberacoso:
  • El ciberacoso involucra el uso de elementos digitales para agredir. Lo hacen individuos o grupos y su intención es dañar o lastimar a alguien de manera repetida.
  • Las víctimas de ciberacoso son más propensas a llevar armas al colegio.
  • Uno de cada cinco estudiantes es un agresor o una víctima del ciberacoso.
  • Entre mayores son sus padres, menos confían las víctimas de ciberacoso en ellos.
  • Muchas veces las víctimas reciben castigo de parte de sus padres, por eso estas no cuentan la situación por la que están pasando.  
En la conferencia, convocada por el Departamento de Psicología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de los Andes, también se presentaron las acciones y resultados obtenidos de la versión colombiana del programa Ciberhéroes, el cual es implementado por el profesor Enrique Chaux en colegios de Cali.

El programa consta de 17 pasos y tiene una duración de 10 semanas. La metodología incluye cuestionarios, juegos de rol, afiches y carteleras, discusiones, videos, círculos de identificación, ejercicios de computación, presentaciones, talleres y tareas.

Vea la conferencia completa sobre ciberacoso aquí.

Le puede interesar:
Protocolo para casos de Maltrato, Acoso, Amenaza y Discriminación – MAAD

 

Noticias relacionadas

Infografía identidad jóvenes colombianos
17/10/2017

El estudio Next Generation revela lo que piensan los jóvenes colombianos en temas de confianza, violencia, participación política y educación.

Ver más
Gráficas de un reloj y de fondo una cadena de ADN.
09/10/2017

Trastornos de sueño, enfermedades e incluso cáncer están relacionadas con alteraciones de nuestro reloj biológico. Verónica Akle, PhD., profesora de M

Ver más
Ciberacoso escolar
20/09/2017

Conferencia sobre los resultados del programa Ciberhéroes implementado en Alemania y adaptado en Colombia.

Ver más

Otras noticias

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin