Diario de viajes para un planeta verde

Carolina Meza y Frédéric Ghe¬ung viajando por el mundo

La uniandina Carolina Meza recorre el mundo con su esposo e hija para documentar soluciones usadas en distintas partes del mundo para prevenir el cambio climático.

 

05/12/2017
  • facebook
  • twitter
  • linkedin

La uniandina Carolina Meza recorre el mundo con su esposo e hija para documentar soluciones usadas en distintas partes del mundo para prevenir el cambio climático.


Energía solar orgánica (con líquido que se imprime en textiles o ventanas para generar electricidad), baterías que pueden alimentar casas, o autobuses que se transforman de sistema diésel a eléctrico sin tener que desechar sus partes son algunas de las iniciativas que descubrieron Carolina Meza y Frédéric Gheung viajando por el mundo.

Su objetivo es identificar acciones que reduzcan las emisiones de gases efecto invernadero y divulgarlas para que más personas puedan implementarlas en sus países. “Lo que se haga en una parte del planeta afecta o favorece al resto. Cualquier solución que se adopte frente al cambio climático es para el beneficio de todo el ecosistema”, asegura Carolina, ingeniera ambiental de la Universidad de los Andes.

Su esposo, Frédéric, que comparte la pasión, y a quien conoció durante su intercambio académico en Francia, explica que el proyecto voluntario recoge testimonios sobre cambio climático y soluciones para lograr una sociedad más sostenible y “verde”. One Climate One Challenge —Un Clima Un Reto— es el nombre que identifica el proyecto y se enfoca en temas relacionados con construcción, transporte, industria, energía y organización colectiva.

Su travesía comenzó en el 2012 cuando aprovecharon el año sabático que brinda el gobierno francés, para viajar por 14 países recogiendo experiencias. Entrevistaron expertos, gente local, científicos, ciudadanos y entidades del gobierno para conocer sus percepciones y preocupaciones sobre el tema. A partir de los hallazgos, publicaron un libro con el mismo nombre de su proyecto en el que compilan las historias y que está disponible online.

Desde mediados del 2016, la pareja colombo-francesa, ahora en compañía de Soelia, su hija de tres años, retomó su viaje, esta vez, en busca de soluciones específicas. Este segundo recorrido se inició en Singapur y siguió en Australia, Nueva Zelanda, Fiyi, Estados Unidos (Hawái, Houston y Nueva York), Colombia y Finlandia.

A través de su trabajo, quieren contribuir a dibujar la ciudad del futuro. Para la uniandina, las urbes sostenibles exigen equilibrio entre tres pilares: economía, sociedad y medio ambiente. “La vida puede ser sostenible teniendo las comodidades que uno necesita. Pero hay que revisar lo que significa ese concepto, pues la comodidad de ciertos ciudadanos en algunos países no resulta sostenible, pero se puede tener una comodidad justa”, dice Carolina.

Los ingenieros preparan ahora una segunda edición del libro que incluirá las experiencias recogidas durante los últimos 10 meses de su recorrido.

“…Ser parte de la solución ya es aportar. Me siento orgullosa sabiendo que –además de mis aportes cotidianos–, al hablar del tema, al promoverlo y socializarlo, la gente se empieza a interesar y a pensar en qué estrategias puede llevar a cabo”, Carolina Meza.

Compartir

  • Logo Facebook
  • Logo Twitter
  • Logo Linkedin